Snickers pide perdón a China por llamar país a Taiwán en un anuncio de publicidad

La marca Snickers y su propietaria, la empresa Mars Wrigley Company, pidieron este viernes oficialmente perdón a China por llamar país a Taiwán en uno de sus anuncios de publicidad.

 

Los medios chinos informan que Snickers publicó antes un vídeo en su página web y en las redes sociales, como parte de una promoción para la región asiática, donde se incluye a Taiwán junto con Malasia y Corea del Sur, pero no como una región de China, sino como un país independiente.

 

"Pedimos disculpa", indicó la compañía en un comunicado en la red social Weibo, agregando que Mars Wrigley "respeta la soberanía nacional y la integridad territorial de China, y opera en estricta conformidad con las leyes y regulaciones locales chinas".

 

Todas las inexactitudes que aparecen en la información publicitaria de Snickers ya se corrigieron, tanto en las páginas web correspondientes como en las redes sociales.

 

Sin embargo, la disculpa oficial de la corporación internacional no satisfizo a los usuarios de Weibo, quienes consideraron que la declaración necesariamente tenía que indicar que "solo hay una China en el mundo", y que la compañía reconoce el principio de "una sola China".

 

Los vínculos entre China y la isla de Taiwán se rompieron en 1949, después de que las fuerzas del partido nacionalista Kuomintang, encabezado por Chiang Kai-shek, sufrieran una derrota en la guerra civil contra el Partido Comunista y se trasladaran a ese archipiélago.

 

Las relaciones entre Taiwán y la China continental se restablecieron solo a nivel empresarial e informal a finales de la década de 1980.

 

La política fundamental del Gobierno chino respecto a Taiwán es la reunificación pacífica bajo el principio de "un país, dos sistemas".

Notas Relacionadas