Vendedores de autopartes acusan irregularidades durante cateos en "la 46"

Foto: Enfoque

Un grupo de vendedores de autopartes acusaron supuestas irregularidades en los cateos llevados a cabo en las últimas semanas en la zona de la 46 Poniente, diciendo que se hacen sin un sustento legal y sin permitir que se demuestre la legal procedencia de la mercancía.

 

Ante medios de comunicación, Saraí Ramos Romero, presidenta de la Unión de Refaccionarios, acusó que tanto los cateos que se efectuaron la última semana de julio como los que empezaron este fin de semana, han tenido la constante de las irregularidades.

 

Detallaron que se realizan sin que a ellos se les permita ver la orden de cateo, además de que aseguran que no permiten el paso de dueños o abogados para mostrar las facturas de la mercancía, por lo que se llevan las piezas son revisar su procedencia.

 

Reiteraron que muchos locales tienen mercancía nueva que ha sido sacada de los negocios en cajas y que en el mejor de los casos son decomisadas por la Fiscalía pero en otros, señalan, los cargadores se llevan piezas en mochilas o bolsas de plástico.

 

Agregaron que junto con los inmuebles asegurados por la Fiscalía, otros fueron clausurados por Protección Civil o Normatividad del Ayuntamiento de Puebla, asegurando que no contaban con permisos o que algunos de sus documentos estaban vencidos.

 

Sobre esto indicaron que ya han ido a las oficinas del Ayuntamiento de Puebla para poner en regla los supuestos permisos, pero al llegar les dicen que si su local está en la zona de la 46 Poniente no se les hará el trámite.

 

Es por ello que reiteraron su llamado para que el gobernador Miguel Barbosa Huerta y el presidente municipal Eduardo Rivera Pérez les den una reunión en la que puedan exponer sus puntos y defender los negocios de aquellos que sí están en regla y que no venden cosas robadas.

 

Los mismos locatarios han afirmado que están dispuestos a señalar aquellos negocios que sí venden cosas robadas o de procedencia ilícita, con el fin de que sean castigados y "no por unos paguen todos".

 

A fin de demostrar su postura, los comerciantes hicieron un recorrido por las calles de la zona que no están bloqueadas, para señalar los locales que consideran, han sido asegurados injustamente.

Notas Relacionadas