En el PRD viven en la “luna”

Roxana vive en la luna, mejor dicho, todo el maltrecho PRD poblano vive fuera de la realidad, pues parece que pocos o nadie del Sol Azteca quiere entender que es un partido “zombie” que en 2024 podría desaparecer.

 

Roxana Luna Porquillo, una de las personas que dominan el PRD poblano, sigue levantando la mano para ser candidata a la gubernatura en caso de que el Sol Azteca no concrete una alianza con el PAN y el PRI, algo que significaría el acabose para este micropartido.

 

Dice Luna Porquillo que sería benéfico para el PRD ir en solitario en 2024, pues comenzaría a recomponerse este instituto. Nada más fuera de la realidad, sobre todo por los números que tiene este partido en los últimos procesos electorales.

 

Y es que alguien debe decirle a la señora Roxana y a muchos de los pocos perredistas que quedan en Puebla que deben resignarse a perder el registro en 2024, pues no se ve por dónde puedan obtener los votos necesarios para seguir existiendo, al menos en el estado.

 

En 2021, el PRD apenas arañó el 3 % de votos necesario para mantener su registro, en gran parte gracias a los votos que le entregó el PAN, pues de lo contrario este columnista ni siquiera gastaría tinta en escribir del Sol Azteca.

 

No, el PRD no tiene ni el capital político ni mucho menos a algún candidato que tenga los argumentos suficientes para que el Sol Azteca alcance en solitario lo necesario para mantenerse con vida, es más, ni la alianza garantiza al PRD su supervivencia.

 

Amigos perredistas, pongan los pies en la tierra. Si hasta el PRI está en grave riesgo de perder el registro, imagínense el PRD.

 

Sin pirotecnia en “Grito” en Palacio Municipal

 

Aplausos debemos dar al Ayuntamiento de Puebla y al Gobierno del Estado, pues se ha determinado que el “Grito” que se llevará a cabo la noche del 15 de septiembre en Palacio Municipal no tendrá espectáculo de pirotecnia, a fin de proteger a las aves que habitan en el zócalo.

 

Esta decisión es de llamar la atención, ya que pocas autoridades se ponen a pensar en los efectos negativos que tienen los fuegos artificiales en las especies que habitan en zonas como el zócalo capitalino, provocando la muerte de muchas de estas.

 

Aplausos para ambos entes de gobierno.