PRD se alinea para no perder registro

Hace unas semanas se escribió en este espacio que el PRD poblano está fuera de toda realidad, ya que en voz de “líderes” como Roxana Luna se mencionó que el Sol Azteca podría ir en solitario a las elecciones de 2024, algo que significaría el fin de este micropartido.

 

Pues parece que desde la dirigencia nacional vino una llamada de atención para frenar esas ideas fuera de proporción, pues el pasado viernes parece que el Sol Azteca dio vistos de alinearse a lo ya establecido, una megalianza con partidos más fuertes para conservar el registro.

 

Al tiempo de descartar a Roxana Luna como candidata del PRD a la gubernatura, el presidente nacional de este partido, Jesús Zambrano, dijo en Puebla que el PRD no solo iría en alianza con el PRI y el PAN, sino que buscaría integrar a partidos como Movimiento Ciudadano a esta alianza.

 

Nada tonto el PRD, pues busca que MC, uno de los partidos con mayor crecimiento, atraiga votos a una alianza donde el objetivo del Sol Azteca es pescar los votos suficientes para mantenerse con vida.

 

Y no solo fue eso, Zambrano no dudó en resaltar el trabajo que lleva a cabo el presidente municipal Eduardo Rivera Pérez, dejando ver que el edil capitalino sería el indicado para ser candidato a la gubernatura por esta mega alianza.

 

Aunque el PRD es un partido muerto y con menos militantes de muchos micropartidos, Jesús Zambrano al menos mostró un dejo de coherencia y aceptó la realidad del Sol Azteca, pues muy en el fondo sabe que ni con alianza el PRD podría conservar el registro, por lo que mejor es sumar que restar, aferrándose así a una pequeña esperanza de supervivencia.

 

Por cierto, es de muy mala educación citar a rueda de prensa a cierta hora y llegar una hora después de lo pactado, como sucedió el viernes con el PRD. Partidos, candidatos, líderes políticos, empresariales, gobernadores y alcaldes deben entender que no son dueños del tiempo de los demás.

 

Una breve reflexión futbolera

 

El viernes, este columnista hizo por enésima ocasión una rabieta gracias al Puebla de la Franja, equipo que se dejó, léase bien, se dejó empatar por un muerto llamado Bravos de Juárez, así como se dejó empatar por otros muertos como San Luis y Necaxa.

 

En fin, la molestia causó entre jugadores, entrenador y algunos aficionados que hubiera sonoros abucheos al equipo tras este empate. Parece que solo Jordi Cortizo y Antony Silva comprendieron que así como se reciben los aplausos, se reciben los abucheos.

 

Y es que se debe comprender que esta frustración viene, aunque no se crea, de las altas expectativas que genera el Puebla. Es decir, los que hemos sufrido con este equipo por años, ya lo vemos como un equipo competitivo que no puede dejar puntos ante equipos inferiores.

 

Relájense mucho, estimados jugadores y entrenador, si se les abuchea y se les exige tanto es que se ha visto que este equipo es mucho más que simples empates con equipos que ni siquiera le deben pisar los talones, algo que ustedes mismos provocaron.