Así será el gasto público de 2023

Para cumplir el mandato constitucional, el presidente, a través del secretario de Hacienda, entregó al Congreso el Paquete Económico 2023. Recordemos que este paquete contiene la Ley de Ingresos y el Presupuesto de Egresos, ¿de dónde provendrá el dinero y cómo lo gastará el gobierno? Aquí lo explicamos.

 

El gasto para 2023 será igual al ingreso, esto significa que no se prevé déficit ni superávit en la balanza fiscal. El monto asciende a 8.299 billones de pesos y representa un aumento del 17% con respecto a este año, considerando una inflación del 8%, el aumento real es del 9%.

 

En cuanto al origen de los recursos se planea que el 56% provenga de los impuestos, no obstante, no se crearán nuevos impuestos ni se aumentarán las tasas de los ya existentes, el aumento esperado vendría de una expansión en la economía. El 16% de los ingresos provendrá de los productos que el Estado genere por medio de sus empresas productivas, entre ellos de la renta petrolera. También se pretende contratar deuda equivalente al 14% del presupuesto total; esta deuda será interna, es decir, se contratará en pesos mexicanos y con acreedores dentro del territorio nacional. La distribución completa del origen de los ingresos se puede apreciar en la siguiente gráfica.

 

Elaboración propia con datos de SHCP, 2022

 

 

Con respecto al gasto, comparado con el ejercido en este año, el poder legislativo tendrá un aumento del 10%; el poder judicial del 8% y el poder ejecutivo 5%. Los rubros de educación y salud tendrán un aumento del 10 y el 8% respectivamente, mientras que la Secretaría de la Defensa Nacional ejercerá un presupuesto 7% mayor al de este año. En materia científica el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (CONACYT) dispondrá de 7% más.

 

Pero, el rubro que mayor aumento registra es del de la Secretaría del Bienestar que tendrá una ampliación del 36%, con ello se garantizan las pensiones para adultos mayores y las becas “Benito Juárez” para niños y jóvenes, esto lo hace el mayor gasto social de la historia.

 

El gasto destinado a pago del servicio de deuda también contempla un aumento considerable y será del 45% con respecto a 2022, al pasar de 580 a 840 mil millones de pesos. Aquí vale la pena explicar con más detalle porque es el punto que ha criticado la oposición.

 

La nueva deuda ascendería a 1.1 billones de pesos, de ellos el 45% equivale al gasto social, el 35% a la inversión en infraestructura y el resto equivale a lo que se destinará al fortalecimiento de la seguridad pública mediante la profesionalización de la Guardia Nacional. La oposición critica que no se destinará dinero a las empresas, sin embargo, hay que recordar que estamos hablando de teorías económicas diferentes.

 

El neoliberalismo argumenta que deben facilitarse los apoyos a las empresas para generar crecimiento; mientras que el neokeynesianismo pugna porque el gasto se dirija hacia la demanda agregada: las familias y la inversión pública, sólo de esa forma se genera un fenómeno llamado “multiplicador keynesiano” que se genera a partir de la propensión que tienen las familias para gastar más cuando su ingreso aumenta.

 

Hasta ahora, la fórmula keynesiana parece estarle funcionando al gobierno; pues mientras los países europeos y estadounidense, que siguen políticas neoliberales, se están hundiendo, nuestro país está registrando mejores resultados.

 

Cuando la deuda se aplica al gasto social y a la inversión, la expansión económica amortiza la deuda, por lo que cumple una función de apalancamiento para que el país alcance mayores niveles de desarrollo.

 

Si bien es cierto que la cámara de diputados y luego la de senadores deberán aprobar la Ley de Ingresos y la cámara de diputados deberá aprobar el Presupuesto de Egresos y en ese transcurso podrían ellos modificar los montos de cada rubro; es importante defender lo que el presidente está proponiendo. Nunca como ahora se habían beneficiado las familias con los apoyos sociales que están reduciendo las brechas de desigualdad, al tiempo en que se trabaja en mejorar las condiciones laborales para que en un futuro los apoyos económicos dejen de ser necesarios.

 

 

*Profesor-Investigador Universidad Autónoma del Estado de Quintana Roo

Miembro del Sistema Nacional de Investigadores

 

YouTube: #BandalaNomics