“One Chip Challenge”, el peligroso reto viral que ha mandado a muchos al hospital

Un nuevo reto ha comenzado a difundirse en redes sociales, por lo que expertos y varios usuarios han alertado sobre los peligros de este desafío. Se trata del “One Chip Challenge”, que consiste en comer una fritura extremadamente picante de la marca Paqui sin tomar agua o ingerir algún otro alimento.

 

Los ingredientes de esta papa frita incluyen dos de los "pimientos más picantes del planeta", las variedades Carolina Reaper y Scorpion "con un giro impactante, que hará que tu lengua se vuelva azul", según el sitio web de Paqui.

 

La usuaria de TikTok @angela_b157 compartió un video, que ahora es viral, en el que se ve a su sobrina en el hospital tras intentar el reto. El metraje ya acumula más de 10 millones de vistas y ha dado lugar a otros videos de seguimiento en el que se explica el desarrollo de la situación.

 

 

En primera instancia, se ve a la joven comiendo la fritura y sufriendo un poco por los efectos del picante, lo que resulta normal. En un clip posterior, la chica explica que con el paso del tiempo, la sensación de quemadura aumentaba e incluso la hizo llorar, por lo que tuvo que ser llevada a un hospital, donde le dieron diferentes medicamentos que tardaron horas en aliviar sus intensos dolores de estómago.

 

A raíz de esto, varios expertos médicos y usuarios que han hecho el desafío advirtieron de los riesgos de llevar a cabo esta tendencia, que ha mandado a algunos internautas, incluidos niños, al hospital con un dolor insoportable.

 

 

Hace unos meses, se informó que varios estudiantes de secundaria de Lodi, en California, fueron hospitalizados tras intentar dicho reto. De acuerdo con el doctor Bret Christiansen, los pimientos con los que están hechas las frituras son casi 400 veces más picantes que un jalapeño, ya que la escala de picor de la variedad Carolina Reaper y Scorpion es de aproximadamente 2 millones de unidades Scoville, mientras que el del jalapeño es de alrededor de 5,000.

 

En este sentido, el experto advirtió que las consecuencias para quienes decidan practicar el “One Chip Challenge” podrían ser graves.

Notas Relacionadas