FMF, “implacable” con grupos de animación… a conveniencia

Foto: Enfoque

Nuevamente, la Federación Mexicana de Futbol (FMF) ha quedado evidenciada como un ente parcial que castiga y mide con diferente vara a los clubes de la Primera División, siendo otra vez el Puebla de la Franja la víctima de estas acciones por parte del ente rector del futbol mexicano.

 

La Comisión Disciplinaria de la Federación Mexicana de Futbol informó que el grupo de animación del Puebla recibió una sanción de veto para el duelo ante los Pumas de la UNAM debido a que supuestamente agredió al autobús donde viajaban los jugadores de los Tigres de la UANL el pasado viernes.

 

 

Sin embargo, testigos presenciales de este presunto hecho, incluidos aficionados a Tigres, han manifestado en redes sociales que no se presentó ninguna agresión de ningún tipo al camión de los de la UANL, por lo que resulta inentendible la sanción impuesta al grupo de animación de la Franja.

 

Incluso, aunque se hubiera presentado algún intento de agresión, este no se habría cristalizado debido a que el autobús ingresó al estadio sin ningún daño evidente, por lo que la sanción parece exagerada a todas luces.

 

La mano implacable de la FMF ante la barra del Puebla contrasta con lo suave que se ha comportado este ente ante las acciones que han llevado a cabo grupos de animación de equipos poderosos económicamente hablando como América, Atlas, Pumas, Monterrey e incluso los mismos Tigres.

Y es que cabe destacar que tras el zafarrancho presentado en Querétaro, los integrantes de la barra del Atlas han protagonizado otros pleitos y acciones que supuestamente deberían ser sancionadas, pero que no han recibido ningún tipo de castigo.

 

De la misma manera, la barra de Rayados ha provocado zafarranchos y ha causado destrozos que tampoco son castigados por la FMF, lo que deja ver que la Comisión Disciplinaria solo tiene ojos para equipos “chicos” como el Puebla.

 

La Franja es de los equipos que más injusticias ha vivido en el presente torneo y basta recordar las malas decisiones que se han tomado desde el VAR y que le han costado puntos a los camoteros, comenzando por lo sucedido precisamente en la visita del Puebla a Atlas, donde no se sancionaron expulsiones y no se marcaron acciones evidentes en contra de los poblanos.

 

Precisamente ante Tigres se vio una de las más grandes injusticias disfrazada de “error” en el VAR, cuando le fue invalidado un gol completamente legítimo al Puebla, que pese a la actuación parcial del mundialista César Ramos Palazuelos logró sacar el partido adelante.

Notas Relacionadas