Ríos y presas se mantienen sin riesgo de desbordamiento por lluvias en Puebla

Foto: Enfoque

A pesar de que en las últimas semanas en Puebla se han registrado constantes precipitaciones en diferentes partes de la entidad, incluyendo la capital poblana, los niveles de los ríos y presas de la entidad están en un nivel aceptable y aún lejos de los niveles riesgosos de desbordamiento.

 

Cada temporada de lluvia, el desbordamiento de algunos tramos del río Atoyac o Alseseca se convierten en el principal dolor de cabeza de algunas colonias capitalinas, las cuales se ven afectadas cuando el nivel del río sobrepasa su capacidad y comienza a desbordarse.

 

Este es un problema que se vuelve común solo en algunas partes de estos ríos; por ejemplo, el Alseseca generalmente suele desbordarse en la zona de la colonia La Hacienda y el Infonavit La Margarita, mientras que el río Atoyac suele hacer lo mismo en las colonias del sur.

 

Aunque este suele ser un problema que se registra casi año con año, hasta la tercera semana de septiembre no se ha registrado un hecho de esta índole pues hasta el momento todos los sistemas de monitoreo reportan los ríos y presas por abajo de su nivel de riesgo.

 

A través del sistema de monitoreo de ríos y vasos reguladores, el Ayuntamiento de Puebla informa cada vez que hay una lluvia intensa en la ciudad los niveles en los que se encuentran el vaso regulador Puente Negro, el río Atoyac y el río Alseseca.

 

En las imágenes compartidas a través de redes sociales se puede ver como el vaso regulador Puente Negro incluso está en el nivel verde de capacidad, lo cual quiere decir que está muy lejos de alcanzar la zona de riesgo.

 

En el caso de los ríos Atoyac y Alseseca, las imágenes mostradas también reflejan que se encuentran aún por abajo de su nivel máximo de capacidad; no obstante, se mantienen activos los sistemas de monitoreo para estar pendiente de cualquier aumento en el nivel del agua.

 

En el caso de las presas, el nivel de captación ha ido aumentando de forma gradual y actualmente la presa de Valsequillo, que hasta hace un mes se encontraba en niveles críticos por la sequía en verano, ahora se encuentra el 47 por ciento de su capacidad, de acuerdo con los registros de la Comisión Nacional del Agua a través del monitoreo de presas.

 

Las presas que han alcanzado su mayor capacidad se encuentran principalmente en la Sierra Norte de Puebla, por ejemplo, la presa de Nexapa ya está al 100 por ciento mientras que la de Tenango de las Flores está en un 95 por ciento; no obstante, dichas presas suelen rebasar cada año su nivel por lo que los habitantes de la zona ya están conscientes de esta situación.

 

Sin embargo, esto no quiere decir que ya haya pasado el riesgo de desbordamiento de ríos y presas pues de acuerdo con la Comisión Nacional del Agua, la temporada de lluvias se extenderá durante todo octubre por lo que seguirá lloviendo y aumentando el nivel de los ríos y presas constantemente.

Notas Relacionadas