Iñárritu retrata un México cruel y desolador en "Bardo"

Las escenas de la nueva película del mexicano Alejandro González Iñárritu son inquietantes: una montaña de cadáveres en el Zócalo de la Ciudad de México, un cineasta que acompaña a una mujer migrante embarazada en el desierto y una batalla en el Castillo de Chapultepec.

 

Todos estos son fragmentos de la nueva cinta, producida por Netflix, del ganador de cuatro Premios Oscar, y cuyo estreno está previsto para el 4 de noviembre a nivel mundial.

 

La película se titula Bardo: Falsa crónica de un puñado de verdades y es protagonizada por el actor mexicano Daniel Giménez Cacho y coescrita por Nicolás Giacobone, con quien González Iñárritu ha colaborado antes, en títulos como Biutiful y Birdman o (La inesperada virtud de la ignorancia).

 

 

Birdman, estrenada en 2014, le valió a Iñárritu un Premio de la Academia en la categoría de Mejor director, hazaña que volvió a alcanzar años después con The Revenant, protagonizada por Leonardo Di Caprio.

 

Netflix, productora de Bardo, difundió un tráiler de poco más de dos minutos sobre este estreno, donde se ve al personaje interpretado por Giménez Cacho acudir a una entrevista de televisión, bailar en un antro, esperar a las afueras de un quirófano en que pare una mujer, viajar en tren o recorrer las calles del Centro Histórico de la Ciudad de México.

 

Con el tema I Am the Walrus, de The Beatles, sonando al fondo, la cinta promete estar disponible en la plataforma de streaming a partir del 16 de diciembre, tras varios días en salas de cine.

 

La cinta parece inscribirse en la tradición del autorretrato del cineasta, que practicaron creadores como Woody Allen en Stardust Memories; Federico Fellini en 8 ½; Paolo Sorrentino en Fue la mano de Dios; Wim Wenders en El estado de las cosas y Pedro Almodóvar en Dolor y gloria.

Notas Relacionadas