Alejandro Moreno, el maestro de la doble cara política en México

Foto: Twitter / @alitomorenoc

En México hay muchos políticos que se mueven dependiendo sus conveniencias, haciendo tratos por debajo del agua con frentes que serían contrarios a su ideología mientras sonríen a aliados previamente logrados por acuerdos donde los beneficios son muchos.

 

Por lo regular, este tipo de políticos son aquellos que no tienen un compromiso grande con el partido al que pertenecen o al menos representan, lo que hace más grave la actitud que ha tomado el presidente del Comité Ejecutivo Nacional del PRI, Alejandro Moreno Cárdenas.

 

Entre los priistas, la imagen del llamado “Alito” está ya muy manchada por el acuerdo entre líneas que tuvo con el Movimiento de Regeneración Nacional (MORENA) para dar entrada a la militarización del país, todo con el presunto objetivo de librarse de una investigación en su contra.

 

 

Basta recordar que esta acción de Moreno Cárdenas provocó que la alianza “Va por México” se dinamitara, pues PAN y PRD no estuvieron de acuerdo con la postura del líder priista y optaron por suspender la alianza con el expartidazo tricolor.

 

Luego de fracturar esta alianza, Alejandro Moreno regresó al discurso “combativo” en contra de la llamada “Cuarta Transformación” por la discusión de presupuesto para 2023, lo que se puede tomar como una estrategia para volver a unir al PRI con el PAN y el PRD.

 

Sin embargo, esto no fue bien tomado ni por panistas ni por perredistas y mucho menos por algunos priistas, que ven en esta acción una estrategia más de Alejandro Moreno que va de acuerdo con sus conveniencias, pues resulta evidente que el tricolor requiere de esta coalición para tener buenos resultados políticos.

 

 

El retornar a la alianza no daría una buena imagen por parte del PAN y del PRD, pues sumarían nuevamente al proyecto político iniciado en 2021 a Alejandro Moreno, que dicho sea de paso ya demostró que en cualquier momento puede cambiar de parecer dependiendo de sus propias necesidades.

 

Incluso, algunas voces priistas siguen pidiendo un cambio en la dirigencia nacional de este partido, ya que ha quedado de manifiesto que Alejandro Moreno pondrá sus intereses particulares por encima de los priistas y de la sociedad en general.

Notas Relacionadas