Donetsk, Lugansk y regiones de Jersón y Zaporiyia deciden adherirse a Rusia

Foto: Twitter

Después de cinco días de votación en los territorios de las repúblicas populares de Donetsk y Lugansk, así como en las regiones de Jersón y Zaporiyia, en el marco del referendo sobre la adhesión a Rusia, sus respectivas autoridades anunciaron los resultados.

 

La primera entidad en hacerlo fue la región de Zaporiyia. Sus residentes, que sufrieron los bombardeos de parte de las Fuerzas Armadas de Ucrania en los últimos meses, han expresado su decisión de formar parte de la Federación de Rusia. El 93,11% de los que participaron en el referendo sobre la adhesión a Rusia dijeron sí a la unificación.

 

A su vez, en la región de Jersón, después de procesar el 100% de las actas, resultó que el 87,05% votó a favor de formar parte de Rusia. Se informa que no se han presentado quejas respecto al proceso del referendo, ha transcurrido en condiciones de legitimidad y con la presencia de observadores internacionales.

 

Luego se dieron a conocer los resultados de la República Popular de Lugansk. El 98,42% de los ciudadanos de la república votaron a favor de la adhesión a Rusia.

 

En la República popular de Donetsk, tras el escrutinio del 100 por ciento de los votos, el 99,23% votaron por unirse a la Federación de Rusia.

 

La votación terminó el 27 de septiembre. Los residentes de Lugansk y de las provincias de Jersón y Zaporiyia votaron hasta las 16:00 (13:00 GMT). En algunas regiones de la República Popular de Donetsk también se cerraron las mesas electorales, aunque algunas siguieron trabajando hasta las 20:00 (17:00 GMT).

 

El referendo se celebró durante cinco días. A diferencia de los cuatro primeros días, en los que la votación se llevó a cabo mediante comisiones móviles por razones de seguridad, el quinto y último día la gente pudo acudir a los colegios electorales especialmente preparados.

 

Durante todos los días de la votación los territorios fueron bombardeados por las FFAA de Ucrania. Aunque la agresión de Kiev trató de impedir que los habitantes de la región participaran en el referendo, las autoridades de los cuatro territorios liberados hicieron todo lo posible para que la población pudiera expresar su punto de vista sobre la adhesión a Rusia.

 

Las autoridades de estas regiones aseguran que con su integración a Rusia se garantizará la seguridad en sus territorios y se restablecerá la justicia histórica. También subrayaron que fue necesario tomar tal decisión debido a los permanentes ataques por parte del régimen nacionalista de Kiev con el armamento suministrado por los miembros de la OTAN.

 

El presidente ruso, Vladímir Putin, declaró que Rusia apoyará la decisión que tomen los habitantes de Donbás y de las provincias de Zaporiyia y Jersón.

 

Estados Unidos, la Unión Europea, la OSCE y otros países y organizaciones internacionales calificaron de ilegal la convocatoria, dejaron claro que no reconocerán los resultados de la votación y amenazaron con nuevos paquetes de sanciones.

Notas Relacionadas