Advierten que el Nord Stream ha quedado “inutilizable para siempre”

Foto: Ministerio de Defensa de Dinamarca

Las autoridades de Alemania han señalado que las fugas detectadas en el Nord Stream 1 y 2 en aguas bálticas han dejado inutilizable para siempre el gasoducto ruso. Las valoraciones que se han llevado a cabo muestran que los daños no podrán ser reparados rápidamente, por lo que las aguas marinas terminarán filtrándose en las tuberías, lo que causará una corrosión irreversible.

 

En este sentido, la comunidad científica ha advertido que esto podría desencadenar un desastre medioambiental, pues el metano está considerado como un emisor clave de gases de efecto invernadero. El científico David McCabe, experto de la organización Clean Air Task, explicó que "una tonelada de metano tiene un impacto climático que es más de 80 veces superior que el dióxido de carbono”.

 

Además, Andrew Baxter, director de estrategia energética en el Environmental Defense Fund, ha estimado que ya se han emitido a la atmósfera cerca de 115,000 toneladas de metano, lo que equivale a 9,6 millones de toneladas de CO2 o a las emisiones de dos millones de coches de gasolina durante todo un año.

 

De acuerdo con el gobierno danés, la investigación de las tres fugas en los gasoductos se demorará varias semanas, pues es necesario esperar hasta que sea seguro llevar a cabo una inspección en la zona. Las tres fugas están situadas en aguas internacionales: dos en la zona económica exclusiva danesa y uno en la sueca.

 

 

La Guardia Costera sueca señaló que el flujo de gas en la zona sigue con la misma fuerza que ayer. Por otro lado, la titular de Defensa alemana, Christine Lambrecht, atribuyó las fugas a un "posible sabotaje".

 

Posteriormente, la primera ministra danesa, Mette Frederiksen, como su homóloga sueca, Magdalena Andersson, afirmaron en sus comparecencias ante los medios que todo apuntaba a un acto "deliberado" y a un posible sabotaje.

 

En este sentido, la Unión Europea (UE) señaló que reaccionará con una “respuesta fuerte y unida” ante cualquier "interrupción deliberada de la infraestructura energética europea". Ambos gasoductos estaban fuera de servicio, el Nord Stream 1, que comenzó a funcionar en 2011, interrumpió los suministros hace varias semanas, luego de que Rusia indicara que había una fuga de aceite.

 

El Nord Stream 2, que comenzó a construirse en 2011, nunca entró en operación, pues Alemania suspendió su autorización tras el reconocimiento de Moscú a las autoproclamadas repúblicas separatistas del Donbás.

Notas Relacionadas