Extrema sequía en California también preocupa a México, ¿por qué?

Foto: Pixabay

El impacto que ha tenido la sequía en la producción de arroz en California, Estados Unidos, es de tal magnitud que incluso alcanza a percibirse desde el espacio exterior, advirtió la Administración Nasa de Aeronáutica y el Espacio (NASA, por sus siglas en inglés), del Gobierno del país norteamericano.

 

El valle de Sacramento, la región más grande de cultivo de arroz de California, responsable de la producción de cientos de millones de dólares anuales por la venta de este producto, ha recortado a la mitad su cultivo debido a la sequía y los cortes de agua que padece Estados Unidos, advirtió el observatorio terrestre de la agencia espacial.

 

"Decenas de miles de acres de tierra cultivada que normalmente estarían verdes debido a que los granjeros los preparan para la cosecha están en cambio cafés y desocupados en 2022", señaló tras comparar dos imágenes satelitales del territorio californiano correspondientes a los meses de septiembre de este año y de 2021.

 

En algunas regiones se registra un desplome de hasta el 84% en la producción de arroz, en el tránsito de 2021 a 2022, en un escenario donde más del 40% del territorio de California expresa sequía extrema, de acuerdo con datos oficiales del gobierno estadounidense.

 

El Departamento de Agricultura de Estados Unidos estima que la cosecha de arroz ese 2022 padezca una reducción del 38%, en un escenario que podría afectar a América Latina por ser el principal mercado de este grano.

 

Además, Estados Unidos exporta alrededor del 45% de su producción anual de arroz, principalmente a México, Centroamérica, Sudamérica, el Caribe, el norte de Asia y Medio Oriente, de acuerdo con cifras de la dependencia agricultora.

 

La reducción que perfila esta sequía hará esta cosecha la más pequeña desde 1977, apuntó la NASA, en un escenario donde se ha limitado también el suministro de agua que permite el Río Colorado a esa y otras entidades del suroeste estadounidense por el mismo fenómeno de escasez de agua.

 

El Gobierno de México reconoce que actualmente es dependiente de las importaciones de arroz, lo que lleva a importar más de 900 miles de toneladas anualmente, sobre todo a Estados Unidos y Uruguay. Además, de acuerdo con el Departamento de Comercio estadounidense, México importó 91 millones de dólares de arroz a su vecino del norte en el primer trimestre de 2022, el tercer grano más adquirido por el país latinoamericano a Washington, después del maíz y el trigo.

 

El economista mexicano Moritz Cruz Blanco, investigador de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), ha señalado en repetidas ocasiones a Sputnik que las décadas del modelo neoliberal cancelaron la autosuficiencia alimentaria mexicana, que se volvió dependiente de la adquisición de grano desde el exterior, en un escenario donde Estados Unidos es un importador líder de alimentos.

 

Este impacto en el mercado del arroz estadounidense se suma al riesgo de crisis alimentaria, advertido por actores como la Organización de las Naciones Unidas (ONU), como una consecuencia del conflicto en Ucrania, uno de los principales productores de grano del planeta.

 

 

En junio de 2022, el titular de la ONU, António Guterres, señaló que la falta de fertilizantes tendría impactos en cultivos básicos, como el maíz, el trigo y el arroz, con impactos devastadores para miles de millones de personas en Asia y Sudamérica.

 

Estados Unidos es uno de los principales exportadores de arroz del mundo, sólo superado por la India, Tailanda, Vietnam y Pakistán, de acuerdo con datos del Observatorio de Complejidad Económica.

Notas Relacionadas