Cesan a jefe del operativo de seguridad tras incidentes en estadio de Argentina

Foto: Twitter

El gobierno de la provincia argentina de Buenos Aires instruyó hoy viernes para que "sea inmediatamente apartado" el jefe policial a cargo del operativo de seguridad del partido de futbol suspendido el jueves por graves incidentes, donde murió un aficionado y al menos ocho resultaron heridos por enfrentamientos con fuerzas de seguridad.

 

El incidente se registró durante el partido de futbol entre los equipos Gimnasia y el popular Boca Juniors, encuentro que tuvo que ser suspendido poco después de haber iniciado.

 

"Mientras la Justicia investiga si las condiciones de ingreso al estadio pudieron estar alteradas por la sobreventa de entradas, es evidente que el operativo realizado no fue capaz de brindar seguridad a quienes asistieron", indicó el gobierno de la Provincia de Buenos Aires.

 

 

En las inmediaciones del estadio del Bosque, en la ciudad de La Plata, a 50 kilómetros de Buenos Aires, elementos de la policía reprimieron con balas de goma y gases lacrimógenos a simpatizantes que pretendían ingresar, luego de que ya se habían cerrado las puertas de acceso al recinto porque estaba lleno.

 

Los gases lacrimógenos invadieron el terreno de juego y las graderías del estadio, por lo que la situación se volvió caótica y el árbitro Hernán Mastrángelo suspendió el partido por "falta de garantías".

 

El gobernador de la provincia de Buenos Aires, Axel Kicillof, instruyó que el jefe del operativo fuera "inmediatamente apartado", además de colaborar con la investigación judicial.

 

"Es inadmisible que anoche miles de platenses hayan tenido que vivir lo que vivieron y más aún, que se produjera el lamentable hecho de que César Regueiro perdiera la vida en el marco del encuentro", manifestó.

 

"Casi todas las personas que sufrieron heridas y recibieron la asistencia brindada por el sistema de salud provincial ya han sido dadas de alta", precisó.

 

En tanto, el presidente del club Gimnasia, Gabriel Pellegrino, responsabilizó este viernes al "operativo de seguridad" implementado por la policía dependiente del ministro de Seguridad de la provincia de Buenos Aires, Sergio Berni.

 

 

Pellegrino negó además las acusaciones de sobreventa de entradas y se ofreció a publicar el balance de las localidades entregado al inspector de la Asociación del Fútbol Argentino (AFA).

 

Para el presidente del club, lo que provocó los desmanes fue que la policía dejó que gente sin entradas llegara hasta la puerta de la cancha, lo que puso de manifiesto "una falla en los controles".

Notas Relacionadas