La ONU necesita 816 mdd para ayudar a Pakistán a recuperarse de las inundaciones

Foto: Xinhua

La Organización de Naciones Unidas (ONU) necesita 816 millones de dólares para ayudar a Pakistán a recuperarse de las inundaciones, informó el secretario general de la organización, António Guterres.

 

"El plan actualizado de la ONU requiere ahora 816 millones de dólares (un aumento de 656 millones de dólares con respecto a la solicitud original) para satisfacer las necesidades más urgentes hasta mayo del próximo año", dijo Guterres ante la Asamblea General.

 

El secretario general subrayó que la organización puso en marcha un Plan de Respuesta a las Inundaciones en Pakistán.

 

También aseguró que la ONU está trabajando con el Gobierno pakistaní para convocar una conferencia de promesas de contribuciones que reúna a donantes al más alto nivel para que presten un apoyo concreto a los esfuerzos de recuperación y reconstrucción.

 

"Pido a los países donantes, a las instituciones financieras internacionales y a las organizaciones internacionales pertinentes, así como a las empresas privadas y a la sociedad civil, que apoyen plenamente estos esfuerzos", añadió Guterres.

 

Además, señaló que los países ricos "tienen la responsabilidad moral de ayudar a países como Pakistán" a reconstruir y aumentar la resistencia a los desastres causados por la crisis climática.

 

"No olvidemos que el 80 por ciento de las emisiones que provocan este trastorno climático proceden del Grupo de los Veinte", concluyó.

 

Una tercera parte de Pakistán está bajo el agua debido a las intensas lluvias monzónicas, según el jefe del Centro nacional de coordinación y respuesta a las inundaciones, el general Ahsan Iqbal.

 

La Oficina de Coordinación de Asuntos Humanitarios de las Naciones Unidas (OCHA) estima que casi 1.700 personas han muerto, entre ellas más de 600 niños, y que el número de casas destruidas superó los dos millones desde la última estimación.

 

Las inundaciones también causaron la muerte de 1 millón de cabezas de ganado.

 

A finales de agosto, las autoridades pakistaníes declararon el estado de emergencia y pidieron ayuda internacional.

Notas Relacionadas