Los alebrijes y su imaginario vínculo con los muertos

Foto: Unsplash

Solamente dos tradiciones mexicanas tan coloridas y místicas podrían unirse para crear una narrativa surrealista del más allá: los alebrijes y el Día de Muertos.

 

México es reconocido a nivel mundial por la tradición del Día de Muertos, principalmente por la capacidad que tiene para darle colorido a algo lúgubre como podría ser la muerte y lo que hay después de la vida.

 

Y es en los últimos años a la tradición del Día de Muertos se le ha sumado el colorido de los alebrijes. A continuación, te contamos un poco sobre el origen y el vínculo que tienen con el Día de Muertos.

 

Su origen

 

Los alebrijes son una artesanía creada en 1936 por Pedro Linares López, cartonero originario del barrio de La Merced en la Ciudad de México, quien aparentemente creó a estos seres en medio de su delirio por una enfermedad.

 

Pedro contó que mientras se encontraba enfermo, tuvo una etapa de delirio en el cual soñó con animales fantásticos, llenos de colores y los cuales no hacían otra cosa que gritar la palabra "alebrijes".

 

Cuando Pedro se recuperó quiso compartir lo que había visto en sus sueños con la gente y empleando sus conocimientos en cartonería trazó algunas de estas figuras para después darles forma y pintarlas tal y como los había visto en sueños.

 

Las figuras eran una mezcla de animales, como perros, gallinas, cerdos o burros, que además de sus formas peculiares tenían vívidos colores que resaltaban en cada una de sus características.

 

Las figuras de Pedro se hicieron populares, pero no fue sino hasta la década de los 70 que comenzaron a atraer más a la gente y a tener reconocimiento, no solamente en México sino a nivel mundial, por lo que varias veces los alebrijes de Pedro fueron presentados en exhibiciones en Europa.

 

Su relación con el Día de Muertos

 

Como habrás visto hasta el momento, en su concepción los alebrijes no estaban ligados al Día de Muertos como tal, pero la gente poco a poco les fue dando un significado ancestral y mítico.

 

A las figuras se les relaciona con la cultura zapoteca, específicamente con los nahuales, guías espirituales del más allá, de ahí que se crea que los alebrijes pueden cumplir con dicha función.

 

Adicionalmente, gran parte de este vínculo con el Día de Muertos se le adjudica a Hollywood, específicamente a la película "Coco" de Disney, donde los alebrijes son tomados en cuenta como guías espirituales en el mundo de los muertos.

 

Actualmente es muy común ver exposiciones de alebrijes durante la temporada del Día de Muertos, tal y como se lleva en la Ciudad de México cada año, donde además de exponerse se lleva a cabo un desfile estos seres fantásticos.

Notas Relacionadas