Así terminó el escritor Salman Rushdie

El escritor británico Salman Rushdie perdió la visión de un ojo y la movilidad de una mano como consecuencia del ataque del que fue víctima en un evento público en Nueva York, en agosto de este año, informó su agente literario.

 

A más de dos meses de haber sido apuñalado en varias ocasiones por un hombre, el autor de Los versos satánicos, un libro condenado por Irán y por el cual el régimen islámico pidió su cabeza, se encuentra fuera de peligro, aunque con varias lesiones en todo su cuerpo, según las declaraciones del agente Andrew Wylie.

 

"Sus heridas fueron profundas y también perdió la visión de un ojo. Tiene tres heridas serias en su cuello. Una de sus manos está incapacitada debido a que le cortaron los nervios del brazo. Y tiene más de 15 heridas en el pecho y el torso. Fue un ataque brutal", explicó Wylie en entrevista con el diario español El País.

 

El también exagente literario de figuras como Jorge Luis Borges y Orhan Pamuk no quiso precisar si el escritor sigue hospitalizado, pero afirmó que lo más importante es que, pese al daño, vivirá.

 

El 12 de agosto, antes de un evento público en el estado de Nueva York, un hombre de origen libanés apuñaló en varias ocasiones a Rushdie, sin que hasta el momento se conozcan las razones exactas del ataque. El escritor fue trasladado de emergencia al hospital en estado grave.

 

Sobre la agresión, Andrew Wylie asegura que ya había hablado con el escritor sobre la posibilidad de que esto ocurriera, y comparó lo sucedido con el asesinato del cantante John Lennon, perpetrado de manera inesperada por un desconocido que se acercó en la calle.

 

"El mundo atraviesa tiempos problemáticos. Creo que el nacionalismo está creciendo, una especie de derecho fundamentalista se alza desde Italia a lo largo de Europa, América Latina y EEUU, donde la mitad del país parece que piensa que Joe Biden robó la elección a Donald Trump", declaró el agente.

 

 

Irán se deslindó de la agresión

 

El 15 de agosto pasado, el Gobierno de Irán aseguró que nadie tiene derecho a responsabilizarlo del ataque a Salman Rushdie. En cambio, sugirió que la literatura del británico sí es un insulto a todas las religiones del mundo.

 

"Respecto al ataque a Salman Rushdie, no consideramos a nadie más que a sí mismo y a sus seguidores merecedores de reprobación y condena, nadie tiene el derecho de acusar a Irán en este asunto", aseveró Nasser Kanaani, vocero del Ministerio de Relaciones Exteriores de Irán.

 

Kanaani agregó que Rushdie se expuso a sí mismo a un reproche popular al insultar las figuras sagradas del islam, una religión practicada por 1.500 millones de personas en el mundo.

 

Los versos satánicos, libro publicado en 1988 en una veintena de idiomas, escandalizó a gran parte del mundo musulmán, sobre todo al Gobierno islámico de Irán, donde se condenó severamente a Salman Rushdie y todo lo que escribiera, hablara o pensara. El ayatolá Ruholá Jomeiní emitió una fetua pidiendo la muerte del escritor, por cuya cabeza ofreció más de 3 millones de dólares. En 2016, las autoridades iraníes aumentaron la recompensa a 3,9 millones de dólares.

 

¿Quién es el atacante?

 

El hombre se llama Hadi Matar, tiene 24 años y, antes de la agresión, vivía en la ciudad de Fairview, en Nueva Jersey, al norte de Estados Unidos. Es hijo de inmigrantes libaneses.

 

Las primeras pesquisas realizadas por la policía local indican que Hadi compró un boleto para ingresar a la conferencia del escritor, igual que todos los demás asistentes.

 

Una revisión en redes sociales revela que el posible atacante simpatiza con el extremismo chií y con el Cuerpo de la Guardia Revolucionaria Islámica de Irán, según la cadena estadounidense NBC News, que tuvo acceso a las investigaciones oficiales.

 

Pese a que su ataque quedó grabado en video y fue capturado al momento del apuñalamiento, Hadi Matar se declaró "no culpable" del intento de asesinato a Salman Rushdie. (Foto: TVMNews)