Halloween: origen y evolución de una tétrica celebración

Foto: Unsplash

Así como la tradición del Día de Muertos se ha ido adaptando en México conforme pasan los años, el Halloween es una de las costumbres que más modificaciones ha tenido al paso de los siglos hasta convertirse en una de las tradiciones más globalizada de la actualidad.

 

El Halloween, tal y como se festeja hoy en día, dista mucho del propósito y la esencia con el que fue creado, además se ha ido adaptando según los gustos y preferencias de las nuevas generaciones, así como la cultura de cada país.

 

El origen

 

El Halloween tiene su origen hace más de tres siglos en la antigua Europa, donde los pueblos celtas celebraban su Año Nuevo denominado Samhain, la cual era una tradición mediante la cual aprovechaban para conmemorar un cambio de estación.

 

Según esta tradición, se hacía un ritual mediante el cual despedían al Dios del Sol y le daban la bienvenida a las noches cortas y frías del otoño, todo esto mientras prendían hogueras y se disfrazaban para confundir a los espíritus que, según la creencia, caminaban entre ellos.

 

Durante estos rituales además se practicaba el sacrificio de algunos animales que servían como ofrenda para los dioses y para los espíritus de los muertos que regresaban buscando comida mientras continuaban su camino por el inframundo.

 

La adaptación

 

Como se indicó en un principio, el Samhain se transformó a raíz de la creencia cristiana, la cual se aprovechó de algunas de las fiestas paganas para ajustarnos a las creencias, de ahí es donde surge la festividad de Todos los Santos.

 

Con la finalidad de hacer una transición agradable para los pueblos celtas, se permitió seguir celebrando la víspera del Samhain con hogueras, bailes y los disfraces que usaban para ahuyentar a los espíritus.

 

Se cree que fue el nombre que se le dio a la fiesta lo que terminó creando la palabra Halloween y es que a raíz de la entrada del cristianismo se le denominó a la noche del 1 de noviembre la víspera de Todos los Santos, que en inglés se escribe All Holows’eve.

 

La pronunciación se asemeja mucho a la palabra Halloween y se presume que fue la adaptación lingüística la que terminó por prevalecer para darle el nombre del festejo de la víspera de Todos los Santos.

 

Aunque existen algunas adaptaciones culturales según el país en el que se festeja, generalmente el Halloween tiene como característica el llamado “truco o trato”, donde los niños van de casa en casa pidiendo golosinas a los vecinos a cambio de no realizar alguna travesura.

 

Actualmente, Estados Unidos es uno de los países donde más está arraigada la tradición de Halloween; sin embargo, su popularidad es reciente y se presume que fue a partir de 1921 cuando comenzó a impregnarse en la cultura debido a los festivales hechos por inmigrantes.

Notas Relacionadas