Comedia, la delgada línea entre el humor y la burla ofensiva

El comediante Carlos Ballarta está causando polémica al ser criticado por un chiste sobre niños con VIH, el cual es calificado por muchos como "ofensivo" e "insensible".

 

Fue en un programa especial de Netflix, donde el comediante mexicano menciona: "si te da sida de niño, ya no te va a dar de grande, básicamente porque no vas a llegar a ser adulto".

 

Un usuario en Twitter compartió el video mencionando que tuvo un "trago amargo" al ver este contenido. "El chiste está mal por todas partes y no podemos apelar a la libertad de expresión, cuando para intentar hacer reír se hace mofa de la vida de otros. Me extraña este tipo de contenido en Netflix", dijo el internauta.

 

 

"Muertes de amigos, parejas, amigos e hijos; muertes de personas que no merecían ese final. Muchos han sido los avances sobre esta enfermedad, pero no hemos logrado quitar los estigmas, la discriminación hacía las personas que vivimos con VIH y comentarios como el del standupero no ayudan", fue otro comentario en redes sociales.

 

No obstante, desde años atrás se han hecho chistes de todo tipo que implican mofa hacia la raza, orientación o condición de una o varias personas y esto no generaba molestia de la audiencia.

 

Ahora, se han visto diversos casos en los que el público muestra indignación ante chistes de "mal gusto" o de humor negro.

 

El avance de la tecnología ha permitido que las redes sociales sean cada vez más populares y con ello, todo tipo de contenido se puede hacer viral de un momento a otro, logrando llegar a diversos tipos de audiencias en todo el mundo.

 

Al mismo tiempo, la sociedad ha ido cambiando y se ha convertido en una sociedad tecnológica que puede defender y exigir muchas cosas.

 

Es así como situaciones como la de Carlos Ballarta puede dividir opiniones; algunos exigen "cancelar" al comediante, mientras que otros consideran que solo se trata de comedia.

 

 

Pese a que diversos comediantes saben que deben cuidar lo que dicen para ser aceptados, en muchos casos se han hecho chistes de "mal gusto" que no se vuelven virales y, por lo tanto, parece que no están afectando a terceras personas, mientras que si estos se viralizan, terminan por afectar a todo el mundo.

Notas Relacionadas