Coulrofobia, cuando el miedo a los payasos no es cuestión de ficción

Foto: Unsplash

Los payasos, actualmente, atraviesan por una crisis por la distorsión que estos personajes han ido sufriendo al paso de los años, provocando que haya muchas personas, no solamente niños, que sientan cierto miedo hacia ellos.

 

Cada 5 de noviembre se festeja el Día del Payaso, pero por detrás de todo el trabajo que conlleva para estos actores hacer su trabajo hoy en día, también hay que tener presente el miedo y la identidad que se les ha dado, muchas veces gracias al séptimo arte.

 

La fobia a los payasos

 

Al igual que la mayoría de los miedos, la fobia que está enfocada a los payasos tiene su nombre y se llama coulrofobia, la cual representa un miedo irracional y extremo a cualquier figura que tenga que ver con un payaso.

 

Como todas las fobias, la coulrofobia no tiene un origen específico y sus síntomas pueden ser diversos en cada caso, aunque la mayoría de las personas que son diagnosticadas con este tipo de fobia coinciden que no pueden ver a un payaso sin sentir miedo.

 

Generalmente, estas personas tratan de evitar a toda costa ver y aún más interactuar con un payaso, además pueden llegar a sentir síntomas físicos como taquicardias, falta de respiración, ansiedad, pánico, sudoración, entre otros.

 

El diagnóstico podría no ser tan difícil tomando en cuenta que esas personas no toleran ningún tipo de relación con un rostro maquillado, por lo que muchas personas optan por evitar por completo ir a lugares donde podrían encontrarlos, como las fiestas de cumpleaños.

 

De acuerdo con especialistas en este tema, aunque el miedo extremo puede ser suficiente para tomar ese tipo de medidas, no siempre es lo más recomendable y al igual que cualquier fobia, se recomienda acudir con algún especialista en psicoterapia con la finalidad de recibir un tratamiento.

 

Si bien se pueden recetar medicamentos para atender los síntomas físicos, no existe como tal algún mecanismo mediante el cual se pueda solucionar la coulrofobia de forma medicada, de ahí que será necesario recurrir a la terapia de habituación.

 

Lo que el psicoanalista se encarga de hacer es detectar cuál es el origen del miedo, pues pueden deberse a traumas de la infancia o de la vida adulta, aunque en la mayoría de los casos está relacionada con la imagen que se ha formado del payaso en películas y series de terror.

 

La imagen del payaso, en películas y series, ha provocado que muchos niños teman a estas figuras desde que son pequeños, y crecen con este miedo irracional debido a que se trata de un concepto formado.

 

Películas como "It", donde el payaso Pennywise es el protagonista y se encarga de asediar, atemorizar e incluso privar de la libertad a los niños, puede ser uno de los grandes motivos por el cual muchas personas temen a los payasos.

 

El recurrir a la terapia permitirá conocer cuál es el origen del miedo y atenderlo para que las personas que padecen esta fobia puedan reducir las crisis que les provoca en la interacción con un payaso por si en algún momento tienen que enfrentarla.

 

Esto permitirá que las personas puedan llevar una vida normal sin importar que algún payaso pueda atravesarse en su vida de forma repentina, además de qué los síntomas físicos pueden ser dañinos para la salud cardiaca de las personas.

Notas Relacionadas