Urbanismo sostenible, una utopía en México

Foto: Unsplash

Los nuevos tiempos requieren nuevas estrategias para el crecimiento de las ciudades y la conservación de espacios donde se dé prioridad a las personas y otros medios de transporte alejados del automóvil.

 

Este 8 de noviembre se celebra el Día Internacional del Urbanismo, fecha determinada por la Organización de Naciones Unidas (ONU) que tiene como objetivo fundamental concientizar sobre la necesidad de generar ambientes sanos con espacios verdes, para evitar el hacinamiento de la población y la contaminación.

 

Es necesario saber que el urbanismo es el responsable de planificar diseños y servicios que mejoren la calidad de vida de los habitantes, pero para tener éxito, necesita de la contribución de todos los que viven en esa ciudad.

 

 

Desafortunadamente, esta estrategia es aún una utopía en México, ya que el crecimiento que se ha dado en las principales urbes del país pone como prioridad el uso del automóvil y la construcción de conjuntos habitacionales que promueven el hacinamiento de la población.

 

Pocas o ninguna autoridad mexicana ha puesto especial atención a un urbanismo sostenible, pese a los esfuerzos de diversas organizaciones para generar proyectos de espacios verdes y nuevas maneras de movilidad, que finalmente no terminan permeando entre la sociedad.

 

El urbanismo sostenible solo se puede ver en México en algunas zonas de algunas entidades, pero en su conjunto, la mayoría de las urbes sigue sin planes concretos para fomentar un nuevo crecimiento ordenado de las ciudades.

 

 

En el mundo hay diversos ejemplos de urbanismo sostenible, destacando el caso de Copenhague, Dinamarca, donde actualmente 50 % de la población se traslada a su trabajo en bicicleta o a pie, ahorrando 90,000 toneladas de emisiones de dióxido de carbono.

 

Otro buen ejemplo es Liubliana, Eslovenia, donde 70 % de las viviendas ya se calientan por distritos y distribución de gas natural y es una de las pocas ciudades europeas que puede presumir de agua potable natural sin tratamiento previo.

 

Finalmente debemos resaltar a Ouarzazate, Marruecos, lugar sede de la planta de energía solar concentrada más grande del mundo, proporcionando energía a más de 1 millón de personas.

Notas Relacionadas