Qué es la violencia cibernética, cómo detectarla y denunciarla

Foto: Pixabay

La violencia cibernética, mejor conocida como ciberacoso, es uno de los delitos que registraron mayor incremento debido a la constante exposición que tiene la gente a los medios digitales, como servicios de mensajería y redes sociales.

 

Este delito se configura a partir de que cualquier persona lleve a cabo actos de hostigamiento, amenazas o intimidación a través de cualquier plataforma digital, causándole daño a la dignidad de un individuo.

 

Desde el año 2019 el ciberacoso o violencia digital es sancionado penalmente en Puebla y está establecido en el artículo 278 del Código Penal del Estado de Puebla, donde se estipulan sanciones de 11 meses a 3 años de prisión y multas de 50 a 300 días de unidades de medida de actualización.

 

La violencia cibernética puede denunciarse directamente en las instalaciones de la Fiscalía General del Estado, pero también se puede hacer a través de Consejo Ciudadano de Seguridad de Justicia de Puebla, donde atienden casos tanto de forma presencial como en línea.

 

A través de las redes sociales del Consejo Ciudadano de Seguridad y Justicia de Puebla se pueden encontrar todos los canales de comunicación para poder hacer una predenuncia, lo cual servirá para que posteriormente el agraviado solamente acuda a ratificarla y así poder darle parte a un agente del ministerio público.

 

Para poder proceder en este tipo de denuncias es necesario presentar evidencia que pueden ser capturas de pantalla de los mensajes, fotografías o números mediante los cuales se han llevado a cabo las amenazas a la parte afectada.

 

 

Cabe señalar que el ciberacoso o violencia digital se manifiesta de muchas formas, ya sea por parte de una persona en específico o un grupo, y está muy relacionado al acoso escolar, por lo que es necesario tener una comunicación constante con los menores de edad, que son los principales afectados por este delito.

 

Además, muchas veces el ciberacoso suele estar vinculado con otras actividades ilícitas como puede ser la violación a la intimidad sexual, la cual considera cualquier tipo de insinuación sexual, así como la divulgación de fotografías o contenido erótico sin consentimiento de la víctima.

 

Un caso reciente de este tipo se dio a conocer en febrero pasado, cuando la organización Sororidad Puebla denunció un grupo de Telegram mediante el cual se compartían fotografías y videos de jóvenes poblanas de tono erótico sexual, sin el consentimiento de las afectadas.

 

El grupo de Telegram conocido como "Pelle T3 Puebla Filtro", fue detectado por algunos activistas del municipio de Tehuacán, quienes se dieron a la tarea de recolectar denuncias de las partes afectadas para poder presentar una queja formal ante la Fiscalía.

 

 

Hasta la fecha las autoridades no han informado sobre la detención de algún responsable por este hecho, en una práctica que lamentablemente se ha normalizado y ya es una de las muestras de violencia más comunes.

 

En junio del 2020 se dio conocer por parte de la entonces diputada Alessandra Rojo de la Vega, un caso de ciberacoso en contra de varias mujeres y protagonizado por Ricardo Forcelledo, primo de Manuel Forcelledo Nader, quien actualmente está detenido por el asesinato de Karla López Albert.

 

Después de que las denuncias por parte de las afectadas comenzaron a salir y gracias al impulso que les dio la diputada de la Ciudad de México, el caso fue atraído por el gobernador Miguel Barbosa y la Fiscalía General del Estado logró detener a Ricardo para responder por las múltiples amenazas en contra de sus víctimas.

Notas Relacionadas