Meta, el gran error y fracaso de Mark Zuckerberg

Foto: Pixabay

El 29 de octubre de 2021, Mark Zuckerberg presentaba con bombo y platillo el proyecto Meta, que tomaba el lugar de Facebook en una estrategia que buscaba que más personas se acercaran a esta red social ofreciendo una experiencia completamente diferente.

 

Meta se convertía de esta manera en el centro de los gigantes de las redes sociales y mensajería Facebook, Instagram y WhatsApp, dando especial enfoque a lo que llamó como el “Metaverso”, un proyecto de realidad virtual que aseguraba iba a revolucionar las redes sociales e incluso la interacción entre personas.

 

Estas buenas intenciones quedaron solo en el discurso, pues a un año de que se lanzó este proyecto, el fracaso es rotundo y el ejemplo son los despidos masivos a los que ya recurrió Zuckerberg en Facebook, debido al golpe económico que ha recibido su empresa.

 

 

Más de 11,000 personas alrededor del mundo fueron despedidas de Facebook, que ha registrado pérdidas millonarias debido a que el proyecto del “Metaverso” jamás caminó como se esperaba, convirtiéndose en un lastre para esta compañía.

 

De acuerdo con The Wall Street Journal, los objetivos de nuevos usuarios de Meta no se han alcanzado, pues se esperaba tener medio millón de personas activas en el “Metaverso” antes de terminar 2022; sin embargo, solo se tienen registrados 200,000 usuarios, es decir, ni la mitad del objetivo.

 

Esta nueva plataforma no es para nada atractiva para el público, pues la gran mayoría de las personas que se registran no vuelven a entrar debido a que simplemente no entienden cuál es el propósito de este proyecto de Zuckerberg.

 

 

El dueño de Facebook tenía en mente aprovechar la pandemia de COVID-19 para que el “Metaverso” fuera adoptado como un medio de interacción entre las sociedades, pero esto evidentemente no fue bien recibido por el público.

 

El problema va más allá, pues no solo está perdiendo clientes en este proyecto, sino que cada día hay menos usuarios de Facebook, plataforma que ya es considerada como arcaica y aburrida para las nuevas generaciones.

Notas Relacionadas