Kiev excluye por completo el idioma ruso de programas educativos

Foto: Pexels

Los diputados de la Asamblea Legislativa de Kiev (ALK) tomaron la decisión de excluir por completo el idioma ruso de los programas docentes de las instituciones capitalinas de educación preescolar y media general, calificando tal medida como "cuestión de seguridad nacional".

 

"El idioma ruso se eliminará del todo de los programas docentes de las instituciones de educación preescolar y media general comunitarias de la capital. Tal decisión se tomó el 10 de noviembre en una reunión plenaria de la ALK", comunicó la Asamblea en su web.

 

El presidente de la comisión de la ALK para la educación y ciencia, Vadim Vasilchuk, dijo que en la situación del conflicto con Rusia es incorrecto incluir la enseñanza de la lengua rusa en los programas docentes y señaló que es un "asunto de seguridad nacional".

 

Anteriormente, el secretario del Consejo de Seguridad Nacional y Defensa de Ucrania, Alexéi Danilov, declaró que el idioma ruso "debe desaparecer del territorio de Ucrania" y calificó de peligrosa para el Estado ucraniano la idea de que es necesario lograr comprensión mutua con los ciudadanos del habla rusa.

 

La Asamblea Legislativa de la ciudad de Nikoláev había tomado la decisión de excluir a partir del 1 de septiembre pasado el uso de la lengua rusa en las instituciones de educación media general. La prohibición del idioma ruso adquirió un carácter masivo en Ucrania durante los últimos años.

 

El ucraniano es el idioma oficial del país. La Constitución de Ucrania garantiza el uso libre y la protección a la lengua rusa y otras lenguas de minorías étnicas. Pero el Parlamento de Ucrania aprobó en abril de 2019 la ley De la garantía del funcionamiento del idioma ucraniano como estatal, estipulando su uso exclusivo en casi todas las esferas de la vida. Se instituyó una comisión especial para garantizarlo en la práctica. Los opositores ucranianos y los políticos rusos criticaron duramente esa ley.

 

La portavoz de la Cancillería rusa, María Zajárova, declaró entonces que "se trata de una norma que no hace más que agravar la escisión en el seno de la sociedad ucraniana y que aleja aún más las perspectivas de solución de la crisis que atraviesa el país".

 

El ministro de Asuntos Exteriores de Rusia, Serguéi Lavrov, subrayó que las autoridades ucranianas a lo largo de muchos años venían aplicando la política de una "agresiva desrusificación".

Tambien te podria interesar
Notas Relacionadas