Modelo energético pone en riesgo a México de perder el T-MEC: UPAEP

México está en riesgo latente de enfrentar multas o incluso perder su participación en el Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC) debido a las disputas iniciadas por Estados Unidos y Canadá por el modelo energético que tiene el país tras las modificaciones a la reforma energética.

 

Así lo señaló Francisco Javier Sánchez Ruiz, quien es profesor investigador de la Facultad de Ingeniería Ambiental y Desarrollo Sustentable de la Universidad Popular Autónoma del Estado de Puebla (Upaep), quien detalló que a finales de este mes cuando se resuelven las primeras controversias presentadas por los países del norte.

 

Recordó qué todo inició a raíz de las modificaciones a la Reforma Energética mediante las cuales algunas empresas se sintieron agraviadas al considerar que México le estaba dando preferencia a las paraestatales como la Comisión Federal de Electricidad y Pemex, sobre la distribución energética.

 

Señaló que fue en julio pasado cuando se interpusieron las primeras consultas por parte de algunas empresas para ser apoyadas por sus gobiernos y verificar las condiciones que se les están dando tomando en cuenta que son parte del tratado comercial entre esos tres países.

 

Las primeras resoluciones serán de tipo local, es decir, un análisis por parte de las autoridades de Estados Unidos y Canadá respecto a las quejas presentadas por sus empresas que se en México, mientras que será en mayo cuando se pueda determinar si México está incumpliendo con el tratado incluso su eventual expulsión.

 

"La resolución final de que si México tiene que cumplir los acuerdos o está cayendo en los incumplimientos y se puede disolver el tratado, se darían por ahí del próximo mes de mayo, pero a finales de este mes se darán los primeros arbitrajes de manera local", detalló.

 

De acuerdo con Sánchez Ruiz, es muy probable que México tenga que aceptar las recomendaciones por parte de las autoridades de Estados Unidos y Canadá, si quiere evitar las multas o su expulsión del tratado comercial, pues actualmente la política energética de México no cumple con los tratados internacionales.

 

Señaló que a esto se suma los problemas que México enfrenta para cumplir con la meta de que en 2030 haya una transición energética hacia las energías renovables, pues actualmente el país está centrando en los combustibles fósiles como el petróleo y dejando de lado fuentes como la solar o la eólica.

 

"No estamos generando las vías necesarias para que esta transición energética se dé, entonces este es un problema muy grande desde la perspectiva tanto energética como nacional, pero si ahora nos vemos desde el punto de vista ambiental también es un impacto muy grande", expuso.

 

Desde su perspectiva, el académico explicó que México tiene un potencial importante para desarrollar energía y satisfacer las demandas actuales de las empresas, pero por diferentes políticas no se están explotando de forma adecuada.

Notas Relacionadas