Padres y estudiantes, beneficiados con el horario de invierno

Foto: Enfoque

El horario de invierno es un mecanismo aplicado por el sistema de educación pública en el país mediante el cual se busca que los alumnos puedan acudir a las instituciones de educación dentro de un horario en el cual las bajas temperaturas puedan afectarlos de menor manera.

 

A partir de este lunes 14 de noviembre comenzó a aplicarse este cambio y contempla el recorrer el horario de ingreso y de salida media hora, esto quiere decir qué los estudiantes de secundaria entran a las 7:30, los de primaria 8:30, y el preescolar 9:30 horas.

 

Imagen Poblana consultó con padres de familia sobre su punto de vista respecto a los beneficios reales que tiene este programa que promete reducir la exposición de los niños al frío para aminorar las enfermedades de temporada como los resfriados.

 

Angélica es una de las madres de familia que considera que el horario de invierno de las escuelas es de ayuda, no solamente para evitar enfermedades respiratorias, sino también para que los niños duerman un poco más y lleguen más despabilados a clases.

 

"Ya hay solecito, no tienen tanto frío, y van contentos a la escuela. La niña pasa a desayunar muy bien, no está a las carreras, no tiene frío. Yo siento que sí previenen enfermedades porque no reciben tanto frío los niños", explicó.

 

 

Yolanda también es otra de las madres de familia que considera que el horario de invierno es benéfico, pues mejora la calidad del sueño de los menores ya qué pueden dormir por lo menos 30 minutos más al día sin que esto se refleje en el tiempo en la escuela ya que salen media hora más tarde.

 

"Yo opino que sí beneficia porque los niños les da tiempo de desayunar bien en casa, duermen un poco más, no van con mucho sueño y además el clima está un poquito más calientito y yo creo que si les beneficia por las enfermedades que vienen con el frío", manifestó.

 

 

Incluso algunos padres consideran que no solamente los niños se ven beneficiados pues aquellos que no tienen que despertarse temprano para ir a trabajar pueden dormir 30 minutos más por la mañana, lo cual también se refleja en un descanso para ellos.

 

Respecto a las repercusiones para aquellos padres de familia que tienen que cumplir con un horario de trabajo, la mayoría de ellos cuenta con alguna persona que los apoya o utilizan los servicios de transporte escolar, por lo que no encuentran un mayor problema en adaptarse a este horario.

 

Cabe señalar que muchos de los padres de familia también ya se están acostumbrados debido a que no es la primera vez que se adopta esta modalidad para los escolares.

Notas Relacionadas