Personajes de la Revolución de los que poco o nada conocemos

La Revolución Mexicana es uno de los hechos históricos que más ha influido en el presente que vivimos como país, pues sentó las bases de la democracia que en estos momentos conocemos, que aunque no se puede considerar perfecta, al menos va evolucionando poco a poco.

 

Dentro de esta lucha armada que se dio a principios del Siglo XX hay muchos nombres distinguidos, siendo Francisco I. Madero, Francisco Villa, Emiliano Zapata y Venustiano Carranza de los más reconocidos, junto con el entonces dictador Porfirio Díaz.

 

En Puebla se considera el inicio de la Revolución Mexicana con los Hermanos Serdán, que el 18 de noviembre fueron atacados en su propia casa al ser descubierta la planeación del movimiento armado, comenzando así la lucha revolucionaria.

 

Personajes como los antes mencionados son los más visibilizados en la Revolución Mexicana, pero hay otros actores que no reciben el crédito que merecen y otro tanto que fueron protagonistas de grandes traiciones.

 

Debemos comenzar con Álvaro Obregón, que en la Revolución Mexicana fue apodado como “El Invencible” por ser un gran estratega militar que trató de combatir la violencia que se generó en medio de la lucha revolucionaria, enfrentando incluso a Pancho Villa.

 

Plutarco Elías Calles fue parte de la Revolución Mexicana y fue el fundador del Partido Nacional Revolucionario (PNR), que hoy conocemos como el Partido Revolucionario Institucional (PRI), siendo presidente de México de 1924 a 1928.

 

José Vasconcelos fue un revolucionario intelectual oaxaqueño que tras la Revolución Mexicana llegó a ser el primer secretario de Educación Pública. De hecho, de él es la frase: “Por mi raza hablará mi espíritu”, lema de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

 

 

Seguramente en estos momentos se escucha más el nombre de Felipe Ángeles por el nuevo aeropuerto que lleva su nombre; sin embargo, este personaje fue parte del equipo de Francisco I. Madero tras la Revolución, pese a haber estado bajo los servicios de Porfirio Díaz.

 

Otros personajes poco vistos fueron las llamadas “Adelitas”, mujeres aguerridas que no esperaron a sus esposos en casa y se lanzaron a la lucha armada, siendo pieza fundamental en la Revolución Mexicana.

Notas Relacionadas