Las promociones fantasía que enfrenta a la Profeco con tiendas incumplidas

Foto: Enfoque

Nuevamente las plataformas en línea jugaron en contra de una tienda departamental con motivo del Buen Fin, y es que ahora El Palacio de Hierro se niega a entregar combos de lavadora y televisor, o refrigerador y televisor, de la marca Samsung que por error se vendieron en aproximadamente 10,000 pesos.

 

Este caso no es el único y ocurre más veces de lo que uno esperaría, aunque en la mayoría de los casos los clientes terminan por vencer estas grandes tiendas y hacer que se respete la promoción, gracias a la intervención de la Procuraduría Federal del Consumidor.

 

El último caso ocurrió en el arranque del Buen Fin, cuando algunos clientes se percataron que la tienda en línea de El Palacio de Hierro estaba vendiendo combos de refrigeradores con televisiones o lavadoras con televisiones de la marca Samsung, cuyo precio normal puede rondar los 50,000 pesos.

 

Sin embargo, al momento en el que los clientes se percataron de la oferta, estaba publicada en 10,000 pesos, muchos decidieron comprarla, pero de un momento a otro su pedido fue cancelado, sin que les dieran explicación sobre el por qué.

 

Esto ha provocado que comiencen a interponerse rápidamente las denuncias ante la Procuraduría Federal del Consumidor con la finalidad de que se respete la promoción y se entreguen los productos que cada uno de los clientes compró.

 

Como se indicó previamente, esto es un caso cuyo final podría resultar favorable para los clientes, aunque no por ello dejará de ser engorroso, ya que podría prolongarse semanas o incluso meses, si es que la empresa se niega a aceptar su “error” desde el principio.

 

Uno de los casos más recientes ocurrió en agosto de este año cuando la tienda Liverpool se negó a entregar televisiones tipo Smartv de la marca Sony, que se ofertaron en línea en 2,000 pesos y cuyo valor real era de 10,000 pesos.

 

 

Para ambos casos, aplica el mismo tipo de reglamentación, ya que de acuerdo con el artículo 50 de la Ley Federal de Protección al Consumidor, si el autor de la promoción no cumple el ofrecimiento, el consumidor podrá optar por exigir el cumplimiento, aceptar otro bien o servicio equivalente, o en su caso la rescisión del contrato.

 

En este caso, la mayoría de los clientes afectados que solicita a la Profeco su intervención evidentemente busca que se respete la promoción y obtenga los productos comprados al precio en el cual se ofertaron, por lo que la Profeco actúa a través de las oficinas de defensa del consumidor.

 

La Profeco cuenta con un mecanismo inmediato de solución de controversias denominado Conciliaexpress, mediante el cual la Profeco revisará cada uno de los casos con la finalidad de acreditar que efectivamente la tienda emitió un número de pedido y posteriormente lo canceló sin consentimiento del cliente.

 

La Profeco, en este sentido, no emite sanciones, aunque puede proceder a una clausura por incumplimiento de las promociones o por publicidad engañosa, pero hasta el momento en los casos que se han registrado se ha buscado priorizar el acuerdo entre ambas partes.

Notas Relacionadas