Navidad "low cost": tips para sobrevivir en diciembre sin endeudarse

Foto: Enfoque

En los últimos años el Buen Fin se ha convertido en la oportunidad de muchas familias para renovar algún electrodoméstico y cumplir uno que otro capricho; sin embargo, muchos lo hacen a costa de su aguinaldo y olvidando que aún quedan pendientes gastos por las festividades decembrinas.

 

Es por ello que algunas familias tendrán que recurrir a algunas prácticas para ahorrar dinero y poder terminar el año sin tener que endeudarse de más, y poder cumplir con algunas tradiciones como la cena de Navidad y de Año Nuevo, algunos regalos, y hasta un par de atuendos para las festividades.

 

 

Ahorrar dinero de cara a las fiestas de fin de año no debería de representar un reto; sin embargo, requiere un poco de fuerza de voluntad y organización, por ello es que algunas instituciones financieras como BBVA, una de las que tiene más clientes en el país, dan algunos consejos para evitar contraer más o nuevas deudas.

 

Los regalos

 

Uno de los gastos que más influyen en las personas durante las fiestas de fin de año son los regalos, de ahí que instituciones bancarias recomienden que para cuidar la salud financiera, dejes de lado los presentes costosos.

 

Un tip siempre será dar prioridad a detalles o incluso hacer los presentes por cuenta propia, algo como regalar tiempo, fotografías, alguna carta o incluso un pequeño alimento que sea cocinado con tus propias manos.

 

Si lo tuyo no son las manualidades o la cocina, siempre podrás recurrir a compras en alguna tienda; sin embargo, ten presente cuál es tu capital, ya que no debes de rebasarlo, pues seguramente no será el único gasto que tendrás.

 

La comida

 

Después de los regalos, las familias mexicanas se centran bastante en la cena de Navidad y de fin de año, de ahí que una de las recomendaciones es organizar una reunión en casa en lugar de ir a algún restaurante.

 

Una comida con familia y amigos podría ayudar a que todos economicen y pasen un momento agradable, tanto en la cocina como en la mesa, así como a repartir gastos que se llevan a cabo en el supermercado y tiendas de abarrotes.

 

Se sugiere que la preparación de la comida sea justa para las personas que asistirán a la cena, pero en caso de que haya sobrantes de comida, puedes congelar la carne o algunos otros platillos para que duren varios días de la semana, evitando la necesidad de tener que seguir invirtiendo en más alimentos.

 

La diversión

 

Durante diciembre muchas personas tienen sus vacaciones disponibles para convivir en familia, pero esto no debe de representar un gasto excesivo si sabes aprovechar el tiempo.

 

En la mayoría de las ciudades, la temporada decembrina también trae diversos eventos gratuitos, que pueden ser desde recorridos de luces en calles, hasta los tradicionales desfiles navideños.

 

Otro lugar que llama mucho la atención durante esta época son los centros comerciales, pero recuerda que cuando entras a una tienda no estás obligado a comprar algo, por lo que si tus gastos ya están justos siempre podrás ocupar la frase de "sólo estoy viendo".

 

 

Se recomienda hacer compras inteligentes, esto quiere decir, pensar dos veces antes de comprar algo y evaluar si en verdad lo necesitas o simplemente se trata de una compra suntuosa.

 

Haz un presupuesto

 

Un complemento de todas las recomendaciones anteriores puede ser armar un presupuesto con el dinero que tendrás disponible para estos meses, esto te ayudará mucho al momento de saber de cuanto dispones para llevar a cabo cada actividad.

 

Por ejemplo, puedes hacer una suma total del dinero que tendrás disponible y dividirlo según la prioridad, por ejemplo, la cena navideña, ropa, comida, entretenimiento e incluso reparaciones domésticas.

Notas Relacionadas