Autorregulación ciudadana, arma contra la sexta ola del covid-19

Foto: Enfoque

El virus del covid-19 continúa presente en todo el mundo y aunque muchos recalcan los riesgos de una sexta ola de contagios, lo cierto es que varios países han decidido delegar los protocolos sanitarios a cada uno de los ciudadanos, tomando en cuenta que en algún momento este virus se volverá estacional, como pasó con la influenza.

 

Fue desde principios de este año cuando la mayoría de los países en Europa comenzaron a levantar las medidas sanitarias que habían impuesto previamente y que mantuvieron por casi dos años para regular el comportamiento social y reducir los riesgos de contagios del SARS-CoV-2.

 

En México, fue a partir de febrero que comenzó a retomarse la normalidad de forma gradual y ahora que se habla de una sexta ola de contagios, luce casi imposible volver a instaurar los protocolos sanitarios, como el uso de cubrebocas obligatorio, la toma de temperatura y la distribución de gel antibacterial para entrar a negocios.

 

En el caso específico de Puebla, las autoridades han reiterado que teniendo el cuadro de vacunación completo, las posibilidades de mortalidad por contagio del covid-19 son mínimas, de ahí que se promuevan actividades comunes sin necesidad de portar cubrebocas.

 

Con este panorama, podemos decir que es responsabilidad de la sociedad la autorregulación para cuidarse de alguna infección de este virus, pues si bien no hay ninguna garantía de que aun teniendo los cuidados máximos no puedas contagiarte, sí se reducen considerablemente los peligros.

 

La conciencia que muchas personas tienen respecto a la enfermedad del covid-19 es posible verla en algunos centros comerciales, donde a pesar de que ya no es obligatorio, continúan ingresando y haciendo un uso correcto del cubrebocas.

 

Te interesará leer: “Perro del Infierno”, la nueva y sorpresiva variante del covid-19

 

Otros se han acostumbrado tanto a este tipo de medidas que incluso siguen llevando consigo gel antibacterial, que utilizan cada vez que agarran algún producto o hacen algún pago en efectivo, esto con la finalidad de desinfectar sus manos y protegerse de los virus que pueden entrar a su cuerpo.

 

Mientras tanto, las autoridades seguirán promoviendo la autorregulación, esperando que los contagios de covid-19 se sigan reduciendo para qué en algún momento se convierte en una enfermedad estacional como pasó con el AH1N1.

Notas Relacionadas