Falta de pericia, motivo de accidentes en la Policía Auxiliar

Foto: Enfoque

El centro comercial Triángulo Las Ánimas ha sido escenario de dos accidentes que involucran a elementos de la Policía Auxiliar de Puebla, los cuales se han disparado al momento de manipular sus armas, lo que hace a muchos dudar sobre la capacidad que tienen estos agentes.

 

El caso más reciente ocurrió apenas ayer cuando un miembro de la Policía Auxiliar se disparó al momento de manipular su arma de cargo, específicamente una escopeta con la cual se lesionó uno de los pies.

 

El uniformado argumento que mientras estaba acomodándose la escopeta, el gatillo se atoró con el chaleco antibalas y esto provocó la detonación; sin embargo, resalta el hecho de que el arma no tenía seguro y por ello se disparó.

 

 

Este no es el primer caso que ocurre y es que en ese mismo centro comercial, el 21 de septiembre del año pasado, un elemento de la misma corporación protagonizó un percance similar.

 

En esa ocasión el uniformado estaba manipulando su arma tipo pistola cuando esta se accionó por accidente y se lesionó una de las piernas, por lo que sus compañeros le brindaron apoyo para trasladarlo a un hospital.

 

Percances como estos son los que hacen a la gente dudar sobre las capacidades que tienen los elementos de la Policía Auxiliar, los cuales llevan a cabo principalmente labores de seguridad privada, pues pueden ser contratados por particulares para vigilar conjuntos residenciales, hospitales o como en este caso, centros comerciales.

 

¿Qué necesito para ser Policía Auxiliar?

 

Como las labores son más de un guardia privado, los elementos de la Policía Auxiliar pueden incluso ser militares retirados o policías que hayan estado en alguna corporación y solicitaron su baja voluntaria.

 

Entre los requisitos para ser un elemento de esta organización están tener de entre 18 a 49 años, presentar certificado de secundaria, acta de nacimiento, cartilla liberada del Servicio Militar Nacional, CURP, INE y RFC.

 

También deben presentar un comprobante de domicilio, cartas de antecedentes no penales y no inhabilitado y, en caso de ser expolicía o exmilitar, presentar oficio de baja honorable.

 

La capacitación que reciben los policías auxiliares es similar a la que recibe cualquier otro policía, aunque no es bajo la modalidad de academia, como ocurre con los aspirantes a la Policía Municipal o Estatal.

 

Entre la capacitación está el manejo de armas, pues hay que señalar que los miembros de la Policía Auxiliar son de las pocas guardias privadas que cuentan con permiso para portación de arma, lo cual las vuelve una de las más rentables en ese ámbito.

 

Incidentes como los arriba mencionados no solamente ha ocurrido con la Policía Auxiliar, pues también se han documentado casos en la policía estatal y municipal de Puebla, lo cual es más un reflejo de la falta de pericia del personal que la falta de capacitación.

Notas Relacionadas