Bañeros, hueseros y masajistas, los falsos y peligrosos “especialistas”

Foto: Unsplash

Este fin de semana se dio a conocer la noticia de un hombre que sufrió una parálisis cerebral luego de que un masajista le tronó el cuello al interior de unos baños de vapor ubicados en la unidad habitacional Villa Frontera, una práctica que es común pero no por ello deja de ser altamente peligrosa.

 

La manipulación de los huesos, como ocurrió en este caso, es algo que se debe de hacer con sumo cuidado y no puede dejarse en manos de cualquier persona que se asuma como un masajista, huesero o cualquier otra falsa especialidad diferente a la de un quiropráctico.

 

Estas personas que dicen tener la capacidad de curar dolores de espalda, columna, cadera, cuello u otras partes del cuerpo que sufran dolores, podrían provocar severas lesiones, incluso fracturas con daños irreversibles, como en el caso ya mencionado.

 

Resulta que las zonas de manipulación más delicadas son justamente el cuello y la espalda, zonas del cuerpo que tienen conexiones directas con la columna vertebral y en caso de una manipulación errónea podrían derivar en un problema mayor como una afectación al sistema nervioso.

 

Generalmente, es muy común que las personas que asisten a los baños de vapor suelan ponerse en manos de estas personas, quienes no solamente se dedican a limpiar los baños, sino que además ofrecen masajes a los clientes.

 

Una mala práctica por parte de algún huesero, masajista o bañero puede derivar en graves problemas de salud como hernia de disco, compresión de los nervios de la columna vertebral, un accidente cerebrovascular, sinostosis radiocubital, entre otros.

 

Otro de los riesgos de asistir con este tipo de personas es que la mayoría de sus trabajos los hacen calentando la zona afectada, por lo que si llegaran a haber alguna afectación es muy probable que el paciente ni siquiera lo sienta al momento.

 

Es por ello que, ante los casos registrados, se le pide a la gente que presente algún dolor muscular, no practicarse ningún tipo de masaje, ya sea en baños de vapor o en clínicas a cargo de supuestos hueseros, esto con la finalidad de evitar exponer su salud.

Notas Relacionadas