Agua de purificadora, ¿es tan mala como dicen?

Foto: Enfoque

Recientemente la empresa Coca-Cola anunció un nuevo incremento de precios a su catálogo de productos, entre los cuales destaca el incremento que tendrá el agua purificada Ciel, cuyo garrafón de 20 litros podrá llegar a costar hasta 49 pesos, situación que hace a muchos clientes pensar en algunas alternativas.

 

Es justamente por la mala calidad del agua potable, así como lo costoso que resulta tener una instalación con filtros, que mucha gente en casa se ve obligada a comprar agua purificada para poder consumirla diariamente en su hogar.

 

Esto provoca que muchas veces se adquieran garrafones con agua de populares marcas como Bonafont, Epura o Ciel, siendo las más populares, pero también algunas de las que más confianza brindan a los clientes al tener el respaldo de grandes empresas.

 

Pero esto podría cambiar luego del tercer ajuste de precios del año en Coca-Cola, incluyendo finalmente a su marca de agua purificada Ciel, cuyo garrafón de 20 litros podría costar hasta 49 pesos, cuando actualmente ronda entre los 42 y 47 pesos.

 

Hay más alternativas

 

Previamente se mencionó que junto con Ciel, el mercado de las aguas purificadas lo dominan tres empresas como Bonafont y Epura; sin embargo, no son las únicas marcas que existen en el mercado y algunas tienen un precio más competitivo.

 

Uno de estos ejemplos son las llamadas purificadoras, los cuales son famosos por comercializar garrafones con 20 litros de agua entre 10 y 15 pesos.

 

Aunque muchas personas no suelen darle importancia, para otras la gran diferencia de precios que existe en comparación con las marcas Bonafont o Ciel, hacen desconfiar sobre su calidad y de ahí que muchas personas optan por no consumir.

 

En el rubro de las purificadoras una de las marcas que se encuentra a la cabeza es Agua Inmaculada, una marca franquicia establecida en Puebla que actualmente domina el mercado gracias al importante número de sucursales en diferentes partes de la ciudad.

 

Aunado a esto, la franquicia ofrece precios considerablemente bajos para los consumidores, pues por rellenar un garrafón de 20 litros en una de sus sucursales, tienes que pagar únicamente 13 pesos, situación que se vuelve muy atractiva tomando en cuenta las condiciones económicas actuales.

 

Si un garrafón de 20 litros de la marca Ciel podría costarte 49 pesos, con ese mismo dinero podrías estar comprando por lo menos tres garrafones de Agua Inmaculada, de ahí que sea tan atractivo para muchas personas.

 

La calidad

 

Con el fin de abatir las dudas que su calidad genera en muchas personas, las franquicias de Agua Inmaculada u otras purificadoras, han adoptado una política de total transparencia, por lo que si visitas alguna de sus sucursales podrás ver el proceso de lavado y rellenado de tu garrafón.

 

En estas sucursales puedes ver como el personal lava el garrafón que llevas, y posteriormente los rellenan y lo sellan para que puedas llevártelo a tu casa, incluso, varios de los establecimientos tienen a la vista los tinacos cisterna de los cuales sacan el agua y lo purifican a través de un sistema de filtros.

 

 A pesar de ello muchas personas continúan desconfiando, aunque para ser justos hay que precisar que empresas como Coca-Cola o Bonafont no hacen público el proceso de llenado, por lo que los clientes tampoco tienen certeza del mecanismo que utilizan para llenar los garrafones.

 

En redes sociales se pueden encontrar críticas sobre la calidad del agua de algunas purificadoras, pero también de garrafones de las grandes empresas como Ciel o Bonafont, donde se pueden ver garrafones con agua sucia, con el líquido verde o con el sello violado.

 

A la fecha ninguna autoridad sanitaria ha emitido algún tipo de alerta por el agua que se comercializan los purificadores, de ahí qué se permita su comercialización y que día a día sigan creciendo las franquicias de este tipo.

 

Pero sin importar la marca de agua que consumas, cualquier especialista de la medicina siempre te recomendará hervirla para eliminar cualquier impureza y evitar alguna enfermedad, recordando que el proceso del hervido te permite tomar incluso agua potable de la que sale de la llave.

Notas Relacionadas