Templo tailandés queda inhabitado luego de que sus monjes dieran positivo por drogas

Foto: Pixabay

Un templo tailandés se quedó vació luego de que los cuatro monjes que lo habitan dieran positivo por drogas y fueran enviados a un centro de desintoxicación. Fuentes policiales informaron que en una operación rutinaria, algunos agentes acudieron al templo Sap Kaset Nok del municipio de Bueng Sam Phan, en la provincia central de Petchabun, e hicieron pruebas al abad del templo y a tres monjes.

 

Un portavoz explicó que el gobernador de la provincia ordenó que los religiosos, que fueron expulsados del monacato, fueran enviados a un centro de desintoxicación, aunque no se levantaron cargos en su contra.

 

Esta medida ha provocado que el templo, ubicado en una zona rural, se haya quedado vacío, mientras las autoridades religiosas envían a más bonzos para vigilarlo. Actualmente, Tailandia tiene un grave problema de drogas, principalmente debido a la metanfetamina, además, la situación ha empeorado desde el golpe de estado en la vecina Birmania, de donde viene gran parte del tráfico de estupefacientes.

 

 

La Policía lleva a cabo redadas en escuelas, templos y comunidades con el objetivo de localizar adictos y ayudarlos a rehabilitarse. 90 % de los tailandeses profesa el budismo, por lo que en el país hay unos 30,000 templos y 300,000 monjes.

 

A diferencia del sacerdocio en la Iglesia cristiana, los budistas pueden ordenarse solo por periodos cortos, aunque hay quienes se hacen monjes para toda la vida. En los últimos años, en Tailandia han surgido varias polémicas debido a monjes que no cumplen con las normas de austeridad e incluso están relacionados en escándalos sexuales o de drogas.

Notas Relacionadas