Accidentes, a la orden del día durante temporada decembrina

Foto: Unsplash y Enfoque

Las festividades decembrinas están a la vuelta de la esquina y con la llegada de las posadas, reuniones familiares y vacaciones, la incidencia de accidentes en casa suele incrementarse de forma considerable.

 

Si bien durante esta época el consumo de alcohol en los festejos navideños suele ser protagonista de varios hechos de tránsito, el peligro de un accidente no se queda solamente en la calle sino también dentro de las casas.

 

De acuerdo con las autoridades en materia de seguridad pública, durante la época decembrina se registra un importante incremento principalmente en los accidentes relacionados con el fuego.

 

Esto se ve influenciado por el uso de pirotecnia, ya que muchas personas aún acostumbran, principalmente en los días de Navidad y Año Nuevo, recurrir al uso de cohetes para divertirse.

 

El mal uso de la pirotecnia, así como la falta de supervisión de adultos hacia menores de edad, suele tener resultados fatales, principalmente en niños que pueden perder hasta sus extremidades debido al estallido de algún fuego artificial.

 

Quemaduras y amputaciones son las principales lesiones que puede sufrir alguien por un accidente con pirotecnia, siendo este tipo de incidentes los que más aumentan durante esta temporada.

 

Las instalaciones eléctricas también se ven vulneradas debido a la instalación de luces navideñas y otros adornos, los cuales, si no están correctamente colocados, pueden convertirse en un verdadero peligro.

 

En años pasados se han registrado incendios provocados, algunos por pirotecnia, pero otros por algún cortocircuito provocado por las famosas luces navideñas.

 

De ahí que las autoridades recomienden hacer una correcta instalación de estas luces y no dejarlas encendidas por la noche, así como cuando nadie esté en el hogar, con la finalidad de prevenir un siniestro de proporciones mayores.

 

A estos hechos se le debe de sumar otro tipo de accidentes caseros que se ven relacionados principalmente con los niños que se quedan en casa debido a las vacaciones decembrinas. Y es que las autoridades destacan un incremento en accidentes domésticos que van desde fracturas provocadas por caídas, pasando por quemaduras y otro tipo de lesiones.

 

El uso del horno de la estufa para cocinar, así como de las famosas ollas con líquidos hirviendo, se convierten en un peligro para los niños en las cocinas mexicanas, por lo que el exhorto es hacia los padres para mantener estas áreas restringidas a los niños.

 

Del mismo modo las escaleras pueden ser un peligro para los menores sin supervisión, pues son susceptibles a sufrir caídas que pueden derivar en lesiones o incluso hasta la muerte.

Notas Relacionadas