Arte callejero, actividad que da vida al centro histórico

Foto: Maribel Morillón

El arte callejero es una de las formas de expresión más populares en el mundo y no importa si caminas por París o por el centro histórico de Puebla, seguramente encontrarás a algún artista urbano dándole vida a las calles.

 

En el caso de Puebla son varias las expresiones que encontramos al caminar por el primer cuadro de la ciudad, ya sea desde bailarines muy peculiares hasta algunos que se han vuelto famosos por su peculiar aspecto y orientación artística.

 

Este es el caso de “el Maestro”, un músico al que si ves actuando en el centro histórico seguramente te quedarás con su imagen y estilo musical grabado.

 

Con una larga y abundante barba, un sombrero de bombín, tirantes y clarinete en mano, “el Maestro” (solo o con su banda) llena las calles con música que nos recuerda a la región balcánica y la religión judía.

 

 

En entrevista con Imagen Poblana nos explica que él lleva entre 12 y 15 años tocando en la calle, aunque reconoce que ya ha perdido la noción del tiempo.

 

Su peculiar estilo juega un doble papel, pues si bien llama la atención y es bien acogido por la gente, su nicho o público meta se concentra exclusivamente en el centro de Puebla.

 

"Lo perciben bastante bien desde que empezamos, bueno, al principio no tanto porque la música no es tan conocida, pero la verdad bastante bien", dice sobre la aceptación con su público.

 

El autodenominado Maestro explica que a su banda, que generalmente se compone de más de seis personas, no le es redituable tocar en las calles y dividirse las ganancias, de ahí que generalmente actúen por separado.

 

 

Reconoce que él solamente toca un estilo musical, mientras que sus colegas son más versátiles, por lo que se dedican a otras actividades o incluso participan en otros grupos.

 

"Por el tipo de música, como no es conocida, no es fácil en cualquier lugar, aquí como llevamos muchos años y ya nos conocen (...) tengo mi banda, normalmente solo vienen ya cuando hay un contrato", señala.

 

Aun presentándose en solitario, “el Maestro” señala que no siempre son redituables las calles, pero –sin decir sus ganancias– a veces sí es negocio y por ello es que lleva tantos años brindándole su trabajo a la gente que pasa cerca del Palacio Municipal o del edificio Carolino.

Notas Relacionadas