Sheinbaum, la “corcholata” a la que le ofende acatar la ley

Foto: Enfoque

Los actos anticipados de campaña están aumentando conforme se acerca la definición de candidaturas rumbo al proceso electoral 2024, sobre todo en el Movimiento de Regeneración Nacional (MORENA), que tiene a Claudia Sheinbaum y a Marcelo Ebrard como principales contendientes por esta posición.

 

Es precisamente Claudia Sheinbaum la que en estos momentos está envuelta en la polémica, luego de que el Instituto Nacional Electoral (INE) le dictara una medida cautelar por la propaganda a su favor que se ha colocado a través de pintas en prácticamente todo el país.

 

Para Sheinbaum, esta acción, que la obliga a deslindarse de los mensajes a su favor, es un atentado a la democracia debido a que “según” este evidente acto anticipado de campaña es iniciativa de “convencidos” ciudadanos que la quieren como candidata de MORENA a la presidencia de la República.

 

 

Aunque dijo que acatará lo señalado por el INE, en un comunicado parece que Sheinbaum está buscando justificar los evidentes actos de campaña en los que ha incurrido, tratando de dejar al INE como un ente que no respeta la “libertad” de los ciudadanos que según la apoyan en su búsqueda de la candidatura.

 

Las pintas con la leyenda #EsClaudia son para muchos, incluyendo la autoridad electoral, actos anticipados de campaña, acciones en las que no solo Sheinbaum, sino diversas “corcholatas” de MORENA han incurrido en los últimos meses.

 

A pesar de que el INE ha cumplido al dictar esta medida cautelar contra Claudia Sheinbaum, también resulta necesario que se pronuncie ante las acciones que lleva a cabo el canciller Marcelo Ebrard, quien también ha incurrido en evidentes actos anticipados de campaña, similares a los de la jefa de Gobierno de la CDMX.

 

 

En diversas partes del país se pueden ver pintas con leyenda como “Marcelo, amigo de las mujeres” y “Marcelo, carnal de la 4T”, lo que también se coloca como un delito electoral que debería recibir una justa sanción, pues se está promoviendo descaradamente el nombre de un posible candidato a la presidencia.

 

Y eso no es todo, al igual que Sheinbaum y Ebrard, otros suspirantes a la candidatura morenista han buscado darse a notar y el ejemplo más evidente es el secretario de Gobernación, Adán Augusto López, quien ha contratado incluso vehículos de sonido y publicidad para promocionarse, por lo que el INE tendrá mucho trabajo para poder evitar este tipo de acciones.

Notas Relacionadas