Militares salvadoreños mantienen cercado municipio célebre por su inseguridad

Foto: Xinhua

Las autoridades salvadoreñas mantienen este lunes un cerco militar en el municipio de Soyapango (centro), célebre por sus elevados niveles de inseguridad, con el propósito de limpiar sus calles de "mareros" (pandilleros) mediante la quinta fase del plan Control Territorial.

 

"Continuamos ejecutando la Fase 5 (Extracción) en Soyapango, con el fin de localizar a terroristas escondidos y entregarlos a la justicia. La población realiza sus actividades con normalidad", publicó la Fuerza Armada en su cuenta de Twitter, junto a imágenes del despliegue de militares.

 

El presidente de El Salvador, Nayib Bukele, afirmó que en las primeras 48 horas del cerco a la también llamada "Soya City" fueron arrestadas más de 140 personas identificadas como miembros de pandillas, en un despliegue que incluye 40 equipos de extracción, 8.500 militares y 1.500 policías.

 

"Por cierto, nunca en la historia de nuestro país, se había logrado concentrar una cantidad así de tropas. La movilización de una división completa del ejército sólo estaba en manuales, pero jamás se había hecho en El Salvador. Este también es un logro logístico sin precedentes", tuiteó Bukele.

 

Entre los detenidos destaca la captura de Guillermo Alexander "Lazy" Pineda, perfilado como un "ranflero" (cabecilla) de la pandilla 18 Revolucionarios, así como miembros de la Mara Salvatrucha (MS-13), que seguían en libertad luego de ocho meses de régimen de excepción.

 

"Hemos estado planificando cuidadosamente este cerco militar aquí en Soyapango precisamente para afectar lo menos posible a la población honrada", afirmó Gustavo Villatoro, ministro de Justicia y Seguridad, a propósito de esta modalidad, aplicada de forma exploratoria en septiembre pasado en el municipio Comasagua (occidente).

 

En El Salvador rige un régimen de excepción que restringe determinadas garantías constitucionales desde marzo pasado, cuando las "maras" asesinaron a 62 personas en un fin de semana, refriega que varios medios locales achacaron a la ruptura de un supuesto pacto con la administración Bukele.

 

Desde entonces y a la fecha fueron detenidos casi 59.100 presuntos terroristas, la percepción de seguridad ciudadana creció, así como los niveles de aprobación de la gestión gubernamental, aunque el régimen es criticado por sectores de la sociedad civil y organismos internacionales por supuestas violaciones del debido proceso.

Notas Relacionadas