Pumas rescinde contrato de Dani Alves tras su detención en España

Foto: Enfoque

El club mexicano del futbol Pumas de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) rescindió este viernes su contrato con el jugador brasileño Daniel "Dani" Alves, encarcelado en España, donde es acusado de abusar sexualmente de una mujer en una discoteca de Barcelona, en diciembre pasado.

 

"Sobre el proceso legal que enfrenta el jugador Daniel Alves, y por el cual se encuentra detenido en España, hemos determinado comunicar los siguiente: el club Universidad Nacional ha tomado la decisión de rescindir con causa justificada la relación laboral con el jugador Daniel Alves a partir de este día", anunció a periodistas el presidente de la organización, Leopoldo Silva.

 

La semana pasada, el lateral de 39 años viajó a Barcelona con un permiso de los Pumas de la UNAM para asistir al funeral de su suegra.

 

Aunque aún no hay un veredicto judicial, Silva dijo que el club deportivo reafirma su compromiso de "no tolerar actos, de ningún integrante de la institución sea quien sea, que atenten contra el espíritu universitario y sus valores".

 

 

Alves fue detenido para declarar en una comisaría, donde negó las acusaciones de abuso sexual de una joven que, según las autoridades judiciales españolas, presentó una denuncia "coherente y sólida", además de otros indicios y huellas de la agresión.

 

"No podemos permitir que la conducta de una persona perjudique nuestra filosofía de trabajo", puntualizó Silva al leer una breve declaración

 

Después de disputar el Mundial de Futbol en Qatar con la selección de Brasil, el jugador tomó vacaciones en Barcelona, antes de viajar a México para reintegrarse a Pumas.

 

En ese lapso ocurrió el incidente en la discoteca Sutton, de la capital catalana, el 30 de diciembre pasado, cuando la joven afirma que fue abusada por el brasileño en un baño.

 

 

La mujer fue atendida en un hospital de Barcelona y dos días después presentó la denuncia formal ante las autoridades locales.

 

La jueza de la causa estimó que Alves tiene recursos económicos para escapar y ordenó el arraigo carcelario para que enfrente un proceso por el delito que, si se comprueba, se penaliza con entre cuatro y 12 años de prisión.

 

Alves jugaba con Pumas desde julio del año pasado y el último partido lo disputó en México, el domingo 8 de enero pasado.

Notas Relacionadas