Alejandro Armenta, un político con amplio palmarés y mejores credenciales

Alejandro Armenta Mier ha labrado una carrera en la política de más de tres décadas en el PRI y ahora en Morena. Político sencillo y moderado, que no gusta de la diatriba, pero sí de la combatividad para defender sus ideales. Hoy en día, además, el Senador tiene aspiraciones político-electorales para ocupar el cargo más alto aquí en Puebla.

 

Armenta se licenció en dos áreas: Administración Pública por la BUAP, y licenciatura en Derecho. Además, obtuvo la maestría en Administración Pública de Calidad en la Gestión Pública Local por el Instituto Nacional de Administración Pública (INAP) de Puebla.

 

Sus inicios en el ámbito político se remontan a 1993, pues fue electo presidente municipal de Acatzingo. Para 1996 fungió como diputado suplente. Posteriormente, fue diputado local en Puebla entre 2002 y 2005. Ha tenido otros cargos públicos en la entidad, siendo director del Registro Nacional de Población, director de Participación Social en Puebla capital, o secretario de Desarrollo Social de Puebla.

 

En 2015, rindió protesta como diputado federal, aún con el PRI, y formó parte de la comisión de Hacienda y Crédito Público como presidente, y la Comisión de Energía, además de ser secretario de las comisiones de Desarrollo Social, Población, Medio Ambiente y Recursos Naturales.

 

Su cambio de partido se dio después de que asistió a un acto público de Morena en 2017, cuando todavía militaba en el partido tricolor, inclusive firmando un documento de apoyo a Andrés Manuel López Obrador, lo que le valió ser expulsado del grupo político tricolor. Su reacción fue afiliarse al Movimiento de Regeneración Nacional.

 

Ya en esta bancada, se desempeña como Senador desde 2018 por el estado de Puebla. Ha sido partícipe en las iniciativas más destacadas que impulsó el presidente de la república, como la reforma energética para control de los minerales del país. Se ha caracterizado por su cercanía y unidad en todos los grupos de su bancada. En agosto de 2022 fue electo presidente de la mesa directiva Senado, función que ejerce desde el 1 septiembre.

 

Su trayectoria lo respalda en sus aspiraciones políticas, pues tiene experiencia y formación en ramas de administración pública. Armenta también ha reiterado su compromiso desde el Senado para continuar con el movimiento de transformación que ha planteado Morena.

 

Se ha manejado con rectitud y claridad, manifestando, en todo momento, sus intenciones de dirigir el estado, incluso cuando todavía estaba el gobernador Miguel Barbosa Huerta. Su primer intento de llegar al puesto fue en 2019, con la muerte de Martha Erika Alonso, pero el partido respaldó la candidatura de Barbosa.

 

Recientemente, presentó su libro “La importancia del litio en México”, donde fue respaldado por sus co-partidarios, de cara a los comicios de 2024.

Notas Relacionadas