Siete policías de EU acusados de asfixiar a afrodescendiente en una clínica psiquiátrica

Foto: Twitter @AttorneyCrump

Al menos siete policías y tres trabajadores sanitarios enfrentan cargos de homicidio en segundo grado por la muerte de un joven afrodescendiente identificado como Irvo Otieno, de 28 años.

 

Otieno fue detenido el 3 de marzo luego de tener una crisis de salud mental que puso en alerta a sus vecinos, quienes llamaron a la Policía por un supuesto robo. La familia del músico aseguró a los oficiales que buscaban ingresarlo en un hospital psiquiátrico, precisamente para atender una crisis detonada por diversos sucesos previos.

 

Los oficiales trasladaron a Otieno a la clínica del Condado de Henrico, donde habría permanecido hasta el 6 de marzo cuando, según los oficiales, comenzó a ponerse agresivo, por lo que estos lo sometieron. Horas después, el cuerpo fue llevado al hospital estatal central de Richmond, donde murió.

 

La familia de la víctima tuvo acceso a los videos de la clínica en la que estuvo Otieno y, de acuerdo con la descripción que hicieron a medios locales, los siete oficiales que lo detuvieron se colocaron encima de él. De acuerdo con las imágenes, permaneció esposado durante 11 minutos hasta que se dieron cuenta de que ya no respiraba.

 

Carol Ouko, madre del joven fallecido, condenó la actuación de los oficiales y afirmó que su hijo "fue tratado como un perro, peor que un perro".

 

"Lo vi con mis propios ojos en el video. Fue tratado inhumanamente, y fue traumático, y es algo sistemático", declaró Ouko a periodistas.

 

Por su parte, Ben Crump, abogado que también prestó servicios legales a los familiares de George Floyd, consideró que este es otro ejemplo de una actuación exagerada que se suscita en la Policía cuando se trata de la detención de un hombre afrodescendiente.

 

"Fue extremadamente innecesario y muy injustificado. Y sigues buscando en tu corazón quién de ellos tendría la humanidad para decir: '11 minutos es demasiado para tenerlo en el piso, con el peso de nuestros cuerpos y rodillas sobre su cuello'", opinó Crump.

 

 

Hasta el momento, se han girado 10 órdenes de aprehensión, de las cuales siete corresponden a los oficiales que participaron en la detención de Irvo Otieno y tres a personal sanitario del hospital donde se declaró su muerte, sin que se haya precisado en que consistió su participación en el crimen.

Notas Relacionadas