Pasar al contenido principal

Así innovó la presidenta de Puebla las políticas públicas de combate al crimen

Así innovó la presidenta de Puebla las políticas públicas de combate al crimen

Durante 17 años no había cambiado la estrategia de seguridad en Puebla; por ejemplo, los sectores de vigilancia se mantenían sin modificación a pesar del crecimiento de la ciudad. La unión entre bienestar cultural y prevención del delito tampoco había sido considerada como parte de la estrategia de seguridad, asegura la presidenta municipal de Puebla, Claudia Rivera Vivanco.

 

La entrevista ocurre en el Archivo Municipal de Puebla. En ese lugar centenario, aparece la maestra en Desarrollo Regional Sustentable. Conceptos como sustentabilidad, sostenibilidad, visión de la agenda 2030 y otras definiciones aparecen a lo largo de la charla.

 

La política pública es la especialidad de la edila. Se apasiona cuando se le pregunta cómo fue reducida la inseguridad, pero también es firme cuando reconoce que, en efecto, la percepción de inseguridad sigue creciendo.

 

Los números no mienten. La Encuesta de Satisfacción Ciudadana en Materia de Servicios Públicos del Instituto Municipal de Planeación de Puebla, por ejemplo, indica que 89 % de los poblanos se siente inseguro en el transporte público. En contraste, en los últimos siete meses, la inseguridad ha ido a la baja en cuanto a incidencia.

 

 

Percepción contra realidad, el gran paradigma del gobierno municipal. No obstante, Rivera Vivanco asegura que la estrategia de seguridad de su gestión innovó en el combate al delito. Más aún, el cambio ocurrió en los rubros de zonificación, patrullaje y persecución delictiva.

 

“La prevención siempre será nuestra mayor inversión y la reacción es una de nuestras facultades como los primeros respondientes ante un ilícito o situación. Lo que hemos estado haciendo en este año y medio de administración, ha sido fortalecer nuestras unidades municipales de seguridad ciudadana”, afirma.

 

Esta estrategia tiene como base la migración de seguridad pública a seguridad ciudadana, nuevamente un concepto de las políticas públicas de avanzada, según teóricos.

 

Claudia Rivera asegura que su gobierno ha implementado mecanismos mediante los cuales "se han limpiado" corporaciones en los distintos órdenes de gobierno y que dicha acción es la base del combate contra la corrupción.

 

La presidenta dice que por más de 17 años se había mantenido la ciudad bajo una vigilancia de cinco sectores. En otras palabras, no habían sido considerados los cambios sociales de la ciudad y por ello la proximidad social -otro concepto en políticas de seguridad- se había perdido.

 

“No estaba considerado el crecimiento poblacional, puentes, el sistema RUTA y, por lo tanto, la reacción ante un llamado de emergencia era mucho más lenta. El propio patrullaje y recorrido de  los elementos policiales era deficiente”, dice.

 

Claudia Rivera informa que la primera modificación ocurrió con la renovación de 56 mandos policiales, a través de una convocatoria de Profesionalización de Carrera, que estableció un “prototipo de combate a malas prácticas en la función pública”.

 

La suma entre el cambio de mandos y una nueva división territorial de vigilancia, agrega, aumentó la proximidad social en la ciudad. En la actualidad, Puebla está dividido en tres regiones: norte, sur y centro; en nueve sectores y en 271 vectores.

 

Con ello, desde que inició este nuevo modelo de prevención del delito y atención de las emergencias, ocurrieron resultados en cuanto a la reducción de la incidencia delictiva en los últimos siete meses.

 

“Todavía no es suficiente, no podemos cantar victoria. Ha sido una disminución buena, una disminución importante, favorable para las y los ciudadanos de Puebla, pero insuficiente porque nos interesa apuntar el indicador de percepción de seguridad”, afirma Rivera.

 

Reconoce que para poder “construir la paz social” es necesario que la reducción de la incidencia delictiva coincida con la percepción social, para que el estado anímico social mejore. Como parte de la acciones, se ha unido esta estrategia a la de la Secretaría de Bienestar.

 

“Por un lado, no es suficiente hacer detenciones si por cada uno que detenemos otro se vaya a ese camino de la delincuencia. Para prevenir esa incidencia, paralelamente se establecen acciones de bienestar”, dice la alcaldesa.

 

De esa manera, puede entenderse la llegada de Enrique Glockner Corte a la secretaría de marras. Aunque el funcionario es maestro en sociología, se ha especializado en temas de política pública más que en los elementos teóricos del comportamiento social.

 

Es experto en la Agenda 21 de la Cultura y miembro de la Comisión de Cultura del Organismo Mundial Ciudades y Gobiernos Locales Unidos (CGLU). También es presidente de la Fundación de Gestión Territorial, organización que tiene como principal objetivo impulsar acciones que estén encaminadas a fomentar el desarrollo local.

SIGUE CONECTADO