Pasar al contenido principal

Rivera tiende la mano a Barbosa, pero también defiende autonomía y combate a inseguridad

Rivera tiende la mano a Barbosa, pero también defiende autonomía y combate a inseguridad

Aunque la presidenta municipal de Puebla, Claudia Rivera Vivanco, afirma que no hay una ruptura con el gobernador poblano Luis Miguel Barbosa Huerta e incluso le tiende la mano para mejorar la percepción ciudadana en cuanto a seguridad, la edila defiende el trabajo de su gobierno en el combate al delito y la profesionalización de los cuerpos policíacos.

 

Las cifras del Secretariado Ejecutivo de Seguridad Pública indican una reducción de las cifras en materia de inseguridad, asegura la alcaldesa, y agrega que las políticas públicas establecidas en su gestión el establecimiento de seguridad por vectores han dado resultados contudentes.

 

Además, indica firme en entrevista con Imagen Poblana, que en su gobierno se recuperó la Academia Municipal de Policía, fue instaurada la profesionalización del servicio civil de carrera en seguridad, se reactivó la oficina de Asuntos Internos, se desincorporaron policías que han sido vinculado a malas prácticas y se desarticuló el equipo táctico creado en administraciones pasada.

 

La alcaldesa asegura, desde el interior del Archivo Municipal, que Puebla es el único municipio que tiene activados los cinco ejes de seguridad nacional en la Construcción de la Paz, según la política pública federal, y además fueron renovados 56 mandos con el cumplimiento de sus exámenes de control y confianza. “Por ello, es total mentira la supuesta infiltración de la delincuencia en nuestras filas policiales”.

 

En contraparte, considera que la “desafortunada” situación de distanciamiento con el Gobierno Estatal radica en que los perfiles que han sido sugeridos para llevar las riendas de la seguridad en la capital tienen una relación con el hoy detenido Genaro García Luna, exsecretario de Seguridad Pública Federal.

 

“Tenemos un desafortunado desacuerdo en la forma en que se desarrolla la estrategia y perfiles que a nivel nacional han sido señalados por tener una relación con Genaro García Luna (…) yo le he manifestado al gobernador no estar de acuerdo con dichos perfiles que ha incorporado para la toma de decisiones y el control de la seguridad en Puebla”, agrega.

 

A pregunta expresa, la presidenta municipal reconoce que le da la mano al gobernador para poder coordinarse en el combate a la inseguridad y a la percepción que la ciudadanía tiene de esta, pero se mantiene férrea sobre su negativa a los perfiles que buscan colocarse para lograr la seguridad.

 

Claudia Rivera Vivanco asegura que el combate a la inseguridad que ha ejecutado su gobierno le ha llevado a coordinarse con la Guardia Nacional y diversas instancias del Gobierno Federal. Por ello, afirma que tanto el presidente Andrés Manuel López Obrador como su gabinete en materia de seguridad y prevención del delito saben de este conflicto.

 

“Saben lo que está ocurriendo y están de acuerdo con que no deben estar estos perfiles en la seguridad del estado de Puebla, pues estos perfiles están vinculados con actos de represión del pasado como el caso de Atenco, la APPO de Oaxaca y con diversos temas en Chiapas”, afirma.

 

Hace una semana, el gobernador designó como delegada especial de seguridad en la ciudad de Puebla a Carla Morales Aguilar, en detrimento de la titular de la Secretaría de Seguridad Ciudadana del municipio de Puebla, Lourdes Rosales Martínez, quien hasta el momento se mantiene en el cargo y que ha reducido los índices delictivos desde julio pasado.

 

Claudia Rivera Vivanco afirma que una de las razones por las que la estrategia de seguridad ha funcionado es que justamente lo ha hecho a pesar de los cambios constantes de poder. Este gobierno municipal, desde su elección hasta su toma de protesta ha tenido que transitar con cinco gobernadores de distintos partidos y métodos.

 

No obstante, la alcaldesa de una de las cinco ciudades más importantes del país afirma que le extiende aún la mano al gobernador para trabajar por Puebla. No hay ruptura dice, pero si hay que trabajar es por los poblanos respetando la autonomía municipal plasmada en la Constitución.

 

Al ser cuestionada sobre si su responsabilidad política es heredar al partido Morena el ayuntamiento, responde que “Morena más que partido es un movimiento social histórico y además generacional”, por lo que no solo espera que alguien el movimiento secunde su trabajo, sino que además la capital se mantenga para las mujeres políticas “ya que una hermana ha logrado llegar a este cargo público”.

 

Claudia Rivera insiste en que ella en todo momento he evitado el conflicto con el Estado, “el distanciamiento viene de allá, no es algo que yo haya generado, solo doy contestación porque las cosas no funcionan de esta manera y se debe respetar la autonomía municipal”.

SIGUE CONECTADO