Pinabete, la “Pasta de Conchos” de López Obrador

Foto: Twitter

Corrupción, lentitud y nulo interés del Gobierno Federal han enmarcado la tragedia que vivieron 10 mineros que quedaron atrapados en la mina Pinabete, ubicada en Sabinas, Coahuila, en un hecho ocurrido desde el pasado 3 de agosto y que nunca tuvo la solución deseada.

 

A mes y medio del derrumbe de esta mina no hay detenidos y mucho menos un avance en las labores que se llevan a cabo en la mina, acciones que pasaron de ser un plan de rescate a una dolosa recuperación de cadáveres, pues es imposible que alguno de los mineros esté con vida.

 

La Federación ha decidido dar carpetazo a este lamentable hecho pese a las promesas del presidente Andrés Manuel López Obrador, quien aseguró que la tragedia en esta mina no se convertiría en otra “Pasta de Conchos”, donde murieron 65 mineros en 2006 y solo se lograron recuperar dos cadáveres.

 

 

Las cosas no pintan diferentes en Pinabete, pues las acciones emprendidas por la Federación tardarán entre 6 meses y un año en recuperar los cuerpos de los mineros que quedaron atrapados. Mientras tanto, las autoridades les siguen dando largas a los familiares de las víctimas, que claman por justicia.

 

La única visita que hizo el presidente López Obrador al lugar de la tragedia fue muy criticada por los familiares de los mineros atrapados, pues consideran que el mandatario solo fue para tomarse la foto y no cambió en nada el fallido plan que se tenía de rescate.

 

 

Y es que cabe recordar que las autoridades mexicanas rechazaron el apoyo de expertos extranjeros para la recuperación de los cadáveres, lo que tal vez pudo ser determinante para dar más posibilidades de vida a los mineros que quedaron atrapados en Pinabete.

 

Con una indemnización mínima y con el principal responsable de este hecho prófugo de la justicia, los familiares de las víctimas ahora ruegan por poder recuperar al menos el cuerpo de sus seres queridos y despedirse de ellos como lo merecen, pues la esperanza de vida es nula.

 

Te interesará leer: Aceptan familiares de mineros muertos en Coahuila indemnizaciones y memorial

 

De la misma manera, no se ha informado a detalle las investigaciones que se deberían estar llevando a cabo contra los dueños de esta mina, pues todo indica que ya se habían advertido de los peligros, situación que pasó por alto el gobierno encabezado por López Obrador.

 

Es así como Pinabete se ha convertido en la “Pasta de Conchos” del presidente Andrés Manuel López Obrador, quien no cumplirá su compromiso de recuperar con vida a los mineros atrapados en esta mina que a todas luces era ilegal.

Notas Relacionadas